miércoles, 11 de mayo de 2022

Robología, la nueva rama de la Filosofía contemporánea en la Era Robótica

Hace años que reflexiono sobre la Robología, otorgándole una categoría propia en mi guía temática filosófica del Vademécum del Ser Humano, y aún más siendo el tema central de mi tesis como doctorante en Filosofía, pero lo cierto es que hasta el momento no le había dedicado un artículo público ad hoc con personalidad singular. Así pues, para aquellos que me preguntan o se pregunten ¿qué es la Robología?, término acuñado de cosecha propia en virtud de licencia de libre pensador, he aquí esta breve exposición de carácter didáctica. Veamos:

La Filosofía como disciplina académica existe desde la Antigüedad, desarrollándose desde diversas ramas de estudio que pueden considerarse como clásicas hasta la era contemporánea  por su práctica inmutabilidad de las temáticas objeto de estudio. No obstante, en la actual Cuarta Era de la Revolución Industrial, el ser humano, como principio y fin de la propia Filosofía, se encuentra inmerso en una nueva realidad de carácter tan tecnológica como virtual que, por exposición e implicación de manera integral al conjunto de sus actividades humanas, le obliga a replantearse problemas fundamentales acerca de cuestiones tan antiguas como la existencia y el ser, el conocimiento, la razón, la moral, la belleza, el valor, la mente, el lenguaje, e incluso las creencias religiosas.

Una nueva realidad tecnológica que llega, no solo para quedarse sino aún más para imponerse en un sentido de omnipresencia y omnipotencia, de la mano de la Inteligencia Artificial, cuyo grado acelerado de desarrollo en materia de comportamiento cognitivo capaz de autoreconocerse y autoaprender por sí misma a la luz de ostentar un propósito propio por singular (díganse aquí los Robots como nueva especie de seres inteligentes), obliga a la Filosofía a crear una nueva rama de estudio específica que sea capaz de abordar el conjunto de reflexiones y conocimientos de carácter transcendental para el estudio derivado de la Era Robótica. Una nueva rama de estudio filosófico a la que me gusta denominar como Robología, entendiendo ésta como la ciencia que reflexiona sobre la implicación existencial de los robots en relación a la vida del ser humano. 

Así pues, la Robología, como nueva rama de la Filosofía contemporánea en la Era Robótica, debe tratarse desde una metodología de estudio propio de la investigación cualitativa, y no de otra, la cual se fundamenta en un proceso inductivo, recurrente, que permite analizar múltiples realidades subjetivas sin necesidad de una secuencia lineal, ya que la Robología es transversal a todas ellas. Y debiendo ser las características principales de sus planteamientos de carácter abierto en un progresivo enfoque respecto a las diversas ramas filosóficas clásicas, donde la extracción de los significados surja de los datos en continua actualización y no de las estadísticas (ya que la Era Robótica está viva y en pleno y constante desarrollo de su propia naturaleza); lo cual permite, asimismo, la posibilidad de destacar la profundidad de los significados, la amplitud y riqueza interpretativa, y la contextualización del fenómeno en cada uno de sus cortes de estudio realizables.

Y es justamente mediante la metodología de la investigación cualitativa, que los resultados de estudio ponen luz, de manera tan diáfana como incontestable, al hecho de que la Filosofía contemporánea no puede concebirse sin la Robología, ya que esta incide directamente en el conjunto de las diversas ramas del pensamiento hasta ahora clásico. Tanto es así que la Robología, en plena Era Robótica, transgrede la Gnoseología humana como único paradigma para el conocimiento; profundiza sobre la redefinición de los estándares de los derechos fundamentales cívicos, sociales y políticos del ser humano; estudia y vislumbra la evolución tecnológica que no biológica de la especie humana y de su nuevo entorno metafísico de realidad virtual; analiza los parámetros del cambio evolutivo del mercado laboral y de las relaciones fundamentales de la economía de mercado; y, afronta el problema trascendental del futuro del humanismo. Además, y como elemento transversal, injiere una nueva concepción ética del mundo a la que ya se le denomina como Roboética, transformado la moral social humana establecida durante siglos.

Es decir, la discusión filosófica de la Robología, como interpretación crítica y análisis de las potenciales preguntas de investigación que puedan surgir sobre la materia, no debe centrarse en la validación de la Robología como nueva rama de la Filosofía (ya que es un hecho por simple fuerza gravitatoria del Principio de Realidad); sino sobre su influencia directa en la transformación disruptiva que la nueva Era Robótica aporta para el estudio de las diversas ramas de la Filosofía clásica, destacando con especial énfasis por relevantes la Gnoseología, la Filosofía de la Mente, la Filosofía de la Sociedad, la Filosofía de la Economía, la Ética, la Filosofía de la Ciencia, e inclusive la Metafísica. 

Pero aún más, y sin intención de parecer apocalíptico, la aceptación de la Robología como nueva rama del pensamiento filosófico en la Era Robótica, contextualizada en su primera etapa académica de desarrollo temporal que es en la que nos encontramos, se presenta ciertamente como el estudio del ocaso de la Humanidad, y con ella del Humanismo, tal y como lo conocemos desde los albores de las primeras civilizaciones humanas. He aquí pues, para conocimiento de propios y ajenos, qué es y qué trata la Robología.