viernes, 20 de marzo de 2020

Diccionario del Alma (Emancipar / Enardecer) XXXVIIª Entrega

Nueva entrega del "Diccionario del Alma" allí donde lo dejé con la misma paciencia y motivación de quien tiene un macro puzzle inacabado, sabedor que lo divertido está en el viaje del proceso (que inicié a finales del 2013, y que no sé cuando lo acabaré). Para quienes lo conocen, saben que éste no es un diccionario al uso, sino que describe el eco que cada palabra resuena en mi alma (en un momento concreto y determinado de mi vida, lo que son susceptibles de continua revisión, pues yo -como todos-, no soy nunca siempre igual), por lo que no están todas las palabras sino tan solo aquellas que siguen este criterio.


Emancipar: Soltar las riendas.
Embadurnar: El gusto sensitivo de la textura dúctil.
Embajada: Un país dentro de otro país.
Embajador: Un comerciante internacional con licencia gubernamental.
Embajadora: 1. Pocas y periféricas en un mundo de hombres. 2. La carencia de la visión femenina en el mundo.
Embalador: Un encubridor.
Embalaje: El vestuario de rugby de un objeto.
Embalar: Prevenir.
Embaldosado: Las defensas del espacio cotidiano.
Embaldosar: Maquillar el hábitat.
Embalsamiento: Un chiste para la Muerte.
Embalsamar: El pánico por la vida efímera.
Embalsar: Instinto de acopio heredado de las hormigas.
Embalse: Una despensa líquida.
Embarazado, -da: Tanto en el caso de los hombres como de las mujeres un milagro.
Embarazar: Un acto de responsabilidad comúnmente  cargado de inconsciencia.
Embarazo: La mágica belleza del amor.
Embarazoso, -sa: Un pudor personal al descubierto público.
Embarcación: Un medio de libertad.
Embarcadero: El parking de los flotadores de vela y motor.
Embarcar: El minuto uno de un viaje.
Embargar: 1. El efecto de la falta de liquidez. 2. El cumplimiento forzoso de una relación contractual.
Embargo: Penalización legal contra la pobreza.
Embarrancar: Una experiencia de vida.
Embarrar: El juego predilecto de la inocencia.
Embastar: Inmovilizar una forma en potencia.
Embaste: Marcar el camino.
Embate: La rabia manifiesta de la naturaleza.
Embaucador,-ra: Una persona sin ética.
Embaucamiento: La sociabilización del principio de oportunidades.
Embaucar: Un engaño premeditado.
Embebecer: El cebo en el anzuelo de la cultura enajenadora del ocio consumista.
Embeber: Retener líquidos.
Embeleso: El estado emocional de mi mujer frente a una larga mesa variada de quesos.
Embellecer: Una acción de necesaria disciplina con la propia vida más cotidiana.
Embermejar: El sangrado de la pulpa de la uva fermentada.
Emberrincharse: Un enfado insustancial.
Embestida: La fijación de la Hacienda pública contra la clase trabajadora.
Embestir: El impulso de una fijación irracional.
Embetunar: La intencionalidad del camuflaje.
Emblema: Un concepto simbolizado.
Embobado, -da: Efecto producido por la relantización en la mecánica neuronal.
Embobamiento: El estado natural de la población en general.
Embobar: Un deseo inalcanzable al deseante incapacitado.
Embocadura: La trampa del embudo.
Embocar: Un instinto lascivo.
Embodegar: Actividad de ámbito espiritual.
Embolia: El temor a la fatalidad.
Émbolo: La pesadilla de la embolia.
Embolsar: Transvase socializado de las rentas del trabajo a las rentas de capital.
Emborrachar: (se) Eludir la realidad.
Emboscada: El propio sistema de mercado.
Emboscar: Beneficiarse contra voluntad ajena.
Embotadura: El plan intensivo de deberes extraescolares a nuestros hijos.
Embotamiento: Incapacidad de desfocalizarse más allá de las propias narices.
Embotar: El bombardeo informativo indiscriminado.
Embotellado, -da: El vino, siempre.
Embotellamiento: 1. El exceso sobre la capacidad. 2. Las colas de racionamiento de víveres o recursos sociales.
Embotellar: Atrapar a un tipo de genio.
Embozado, -da: 1. Superar los límites permitidos. 2. El sistema laboral y financiero mundial.
Embozar: La irresponsabilidad del negligente.
Embozo: El correcto orden del buen dormir.
Embragar: El poder del pié.
Embrague: 1. Una llave de velocidad. 2. La clase media en la economía productiva de un país.
Embravecer: La mano refugiada a tiempo de toda tormenta social.
Embriagador, -ra: La esencia y forma de mi mujer.
Embriagar: Estrategia sibilina de control.
Embriaguez: Una buena tertulia de mesa copa en mano.
Embrión: Un constructor en potencia de realidades futuras.
Embrionario,-ria: La propia historia de la Humanidad.
Embrollar: Tendencia natural del hombre.
Embrollo: La justicia social en las sociedades de Mercado.
Embrollón, -na: Los políticos sin visión ni misión del Bien Común.
Embrujamiento: El amor.
Embrujar: Someter la libre voluntad.
Embrujo: En sociedad, hechizo marketiniano.
Embrutecer: El capitalismo sobre el individuo social.
Embrutecimiento: Estado de priorización del beneficio propio sobre la Ética.
Embudo: El mercado laboral.
Embuste: Toda ideología llevada a la práctica.
Embustero, -ra: Un vividor de los demás.
Embutido: Una perdición personal.
Embutir: Reutilizar ropa de antaño.
Emergencia: Un estado de necesidad que requiere de consciencia previa.
Emerger: Una cuestión del movimiento pendular.
Emético, -ca: Cualquier atracón desmesurado, incluido el de índole sociológico.
Emigración: Una mezcladora de la diversidad.
Emigrado, -da: Un elemento exótico fuera de su hábitat natural.
Emigrante: La personalización de la necesidad en movimiento.
Emigrar: Acción de vasos comunicantes por decantación del principio de desequilibrio de bienes y recursos globales.
Eminencia: Una distinción que solo el tiempo post mortem otorga.
Eminentísimo,-ma: Hay que ganárselo, no exhibirlo.
Emir: Un gobernante de tierras lejanas.
Emisario, -ia: 1. La primera víctima de un desencuentro. 2. Una profesión peligrosa.
Emisión: Siempre, pura propaganda en uno u otro sentido.
Emisor,-ra: Un determinista.
Emitir: Acción proactiva de crear estados de opinión consumibles.
Emoción: El primer filtro fisiológico con la realidad más inmediata.
Emocionante: Una idea innovadora.
Emocionar: La racionalidad en un mundo instintivo.
Emoliente: Salir a tomar el sol.
Emotividad: Una capacidad no exclusiva del ser humano.
Emotivo, -va: La sensibilidad animal.
Empachar: El whatssap y otras redes sociales.
Empacho: Estado natural de una sociedad opulenta dada a excesos.
Empadronamiento: Una accidentalidad.
Empadronar: Registrarse en el sistema.
Empajar: Ciertos adoctrinamientos.
Empalagar: Cualquier pusilánime o flema.
Empalago: La tontería superficial de quien aparenta finura.
Empalagoso, -sa: Un pelota.
Empalar: En personas, un acto monstruoso.
Empalizada: Una falsa seguridad psicológica.
Empalmar: Un recuerdo festivo de juventud.
Empalme: La conexión entre dos correspondientes.
Empanada: Acertadamente condimentada, una delicia gastronómica.
Empanar: En pechugas de pollo laminadas, un vicio gustativo.
Empantanar: Estado de la propia Democracia.
Empañar: Un incordio para quien llevamos gafas.
Empapado, -da: La supremacía de la liquidez.
Empapar: Un objetivo de mejora, generalmente.
Empapelar: Hacer justicia por Derecho.
Empaque: Mi padre, desde que tengo consciencia de razón.
Empaquetar: 1. Reordenar las prioridades. 2. Los planes de estudio sobre los tipos de profesiones posibles.
Emparedado, -da: Un anciano recluido en su casa sin movilidad autónoma.
Emparedar: Las residencias de la tercera edad.
Emparejar: Un efecto de la fuerza de la vida por persistir en ser vida.
Emparentar: Si no es por amor, una historia triste a la vista.
Emparrado: Un agradable techo estival de campo.
Emparrar: Un proceso constructivo vegetal.
Emparrillado, -da: Un secreto de estabilidad.
Empastar: En el caso de los canalones, con un poco de fuagrás y de trufa, por favor.
Empaste: El éxtasis honorario de los dentistas.
Empatar: Ley física de la inmovilidad.
Empate: La equidad de esfuerzos igualados.
Empavesada: Un barco empavonado.
Empavesar: Ornamentar al viento una fiesta.
Empecinamiento: Propio de caprichosos y visionarios.
Empedernido, -da: Yo en mi faceta de escritor.
Empedernir: La solidaridad en el contexto del egoísmo.
Empedrado, -da: Un pisar que nos retrocede en el tiempo.
Empedrar: Un bello arte de artesanos.
Empegar: Una tarea de ancestros.
Empeine: El carácter condicionante de los zapatos.
Empellar: Un empujón intencionado de toda la vida.
Empellón: Una declaración de guerra interpersonal.
Empeñado,-da: Todo trabajador en una sociedad estafada por el modelo Ponzi.
Empeñar: Quemar los últimos cartuchos.
Empeño: La obcequedad de la motivación.
Empeoramiento: Efecto previsible de la evolución de un sistema fallido.
Empeorar: 1. La desigualdad en el mundo. 2. El pensamiento crítico en la sociedad.
Empequeñecer: La inteligencia del hombre frente a la inteligencia artificial.
Emperador: 1. La obsesión por la acaparación. 2. Un dictador.
Emperatriz: Una mandona.
Emperezar: Un vicio capital que atenta contra la dignidad humana.
Emperifollar: Un engaño caduco.
Empernar: Las leyes a una sociedad.
Empero: El Principio de Realidad sobre cualquier tipo de enajenación individual o colectiva.
Emperramiento: El imperio de las hormonas contra la Razón.
Emperrarse: La debilidad de la carne.
Empezar: Un ciclo infinito.
Empinado, -da: Depende de las energías que uno tenga en cada momento y circunstancias.
Empinar: 1. La única manera de beber del porrón. 2. Anclar el codo en una barra de bar.
Empíreo, -ea: Una fantasía más de ciertos creyentes.
Empírico, -ca: La refutabilidad de la realidad.
Empirismo: 1. El espíritu de la filosofía del hombre moderno. 2. La luz que alumbra la oscuridad.
Emplasto: La armagasa de la salud.
Emplazar: Retardar lo inevitable.
Empleado, -da: 1. Persona que no tiene control sobre su vida. 2. Trabajador con bajo techo salarial. 3. Un mandado.
Emplear: 1. Una responsabilidad en el ámbito social. 2. (-se) Una auto obligación en el ámbito de la intimidad doméstica de toda persona.
Empleo: 1. Pocos existen por autorealización. 2. La causa de muchas infelicidades. 3. La trampa del Ser mediante el Hacer.
Empobrecer: Consecuencia directa de un Capitalismo no Humanista.
Empobrecimiento: Táctica tan lícita como inmoral de los ricos de comprar barato los recursos y servicios de los pobres.
Empolvado,-da: Propio de los libros, si es que los hay, que sirven de adorno en muchas casas.
Empolvar: Encubrir la naturalidad.
Empollar: Un ejercicio decimonónico del sistema educativo actual.
Empollón, -na: Un calienta sillas cuyo mérito radica en la capacidad memorística.
Emponzoñar: La televisión basura en la mente de las personas.
Emporcar: Los graffitis indiscriminados en el mobiliario urbano.
Emporio: Las Ciudades-Estado del siglo XXI.
Empotrar: Un atropello de la intimidad.
Emprendedor, -ra: En el 90 por ciento de los casos, un suicida económico tan ilusorio como inconsciente.
Emprender: 1. Pasar, de manera decidida, a la acción. 2. Ejecutar una idea.
Empresa: 1. Un hijo dependiente con mayor gasto de energía vital. 2. Diente de la rueda dentada del engranaje de una sociedad de mercado.
Empresario,-ira: 1. Persona con alta autoestima y capacidad cinética social. 2. Un aventurero atrapa sueños.
Empréstito: Un judío contemporáneo.
Empringar: Hacer un mismo trabajo por menos dinero.
Empujar: Juego social alternante del sector público y privado.
Empuje: La necesidad o la innovación disruptiva.
Empujón: Si es para bien, acaba perdonándose.
Empuñadura: El aliento animado de todo objeto.
Empuñar: El acto previo a una toma de decisión.
Emulación: Hacer ver o intentar ser lo que no se es.
Emular: Pose propio de todo hijo del César.
Émulo,-la: El político camaleón.
Emulsión: Una buena mayonesa de huevo con mucho ajo.
En: 1. ¿Actualmente?, en confinamiento domiciliario. 2. Lugar donde no se puede estar y no estar a la vez y en el mismo sentido.
Enaguas: La perdición de los hombres de antaño.
Enajenación: Estado mental que no tiene nada de transitorio de los políticos y simpatizantes independentistas catalanes.
Enajenar: (socialmente) Un acto de irresponsabilidad política y de terrorismo democrático.
Enaltecer: Siempre, los principios de los Estados Sociales y Democráticos de Derecho.
Enamoradizo,-za: Una brújula sin norte.
Enamorado, -da: Un buscador de la felicidad.
Enamoramiento: Un estado de consciencia.
Enamorar: Un tema mayor digno de estudio para cada tipo de amor en relación a cada perfil característico de enamorado potencial.
Enamoricarse: Un entretenimiento reflejo de la inmadurez personal.
Enano,-na: Una unidad de medida neuronal.
Enarbolar: La Filosofía Humanista.
Enarcar: La alegría en la expresión labial.
Enardecer: Cualquier tipo de fijación en tiempo de carencia por imposición interna o externa.