martes, 3 de marzo de 2020

Diccionario del Alma (Dolo / Duro, -ra) XXXVª Entrega

Nueva entrega del "Diccionario del Alma" allí donde lo dejé con la misma paciencia y motivación de quien tiene un macro puzzle inacabado, sabedor que lo divertido está en el viaje del proceso (que inicié a finales del 2013, y que no sé cuando lo acabaré). Para quienes lo conocen, saben que éste no es un diccionario al uso, sino que describe el eco que cada palabra resuena en mi alma (en un momento concreto y determinado de mi vida, lo que son susceptibles de continua revisión, pues yo -como todos-, no soy nunca siempre igual), por lo que no están todas las palabras sino tan solo aquellas que siguen este criterio.


Dolo: Hacerse mayor.
Dolor: Una percepción de la que hay que huir.
Dolorido, -da: En ocasiones, mi orgullo.
Doloroso, -sa: La indiferencia del ser querido.
Doloso, -sa: El sistema de poder del Estado dentro del Estado.
Doma: La escuela para la carrera laboral.
Domador, -ra: La penuria.
Domar: Adiestrar el carácter ajeno.
Domeñar: Los impuestos y los tipos de interés bancarios.
Domesticar: Integrar el por favor como medio de autocensura.
Domesticidad: 1. El estado natural de la clase trabajadora asfixiada. 2. El sapo acostumbrado al agua hirviendo.
Doméstico, -ca: La intimidad.
Domiciliar: La trampa controladora de la comodidad.
Domicilio: Un hogar movible.
Dominación: Vivir dentro de la caja.
Dominador, -ra: El dinero.
Dominante: Un racista de estatus social alto.
Dominar: Controlar el racionamiento.
Domingo: Un día agridulce.
Dominguero, -ra: Un pobre que quiere sentirse libre por un día.
Dominical: Una constante periódica.
Dominicano, -na: Un isleño mestizo sin prisas.
Dominico, -ca: Un pedagogo fundamentalista.
Dominio: Una propiedad temporal.
Dominó: 1. El azar de la continuidad. 2. El síndrome del contagio.
Domo: La gran innovación romana.
Don: Un título de bachiller en desuso.
Donación: Un acto de generosidad o de egocentrismo.
Donador,-ra: Los inventores y los artistas.
Donaire: Un rasgo de nacimiento.
Donairoso, -sa: Se pueden contar con los dedos de las manos.
Donante: El activismo de la consciencia colectiva.
Donar: Desprenderse de un desapego.
Donativo: Una limosna para quien lo da.
Doncel: La vela de un caballero.
Doncella: Una esclava domesticada.
Donde: Depende del interés.
Dondequiera: El aire para respirar.
Dondiego: Una planta del jardín de mi madre.
Donjuán: Mi abuelo paterno.
Doña: La respetabilidad femenina entrada en edad.
Doquier, -ra: Espacio abarcable de la filosofía
Dorada: Al horno, sobre un fondo de patatas, cebolla y tomate, por favor.
Dorado, -da: El color del lujo.
Dorador: Un artesano de oro.
Doradura: En láminas muy finas, un comestible estético.
Dorar: Efecto que sufren los alemanes en la playa.
Dórico, -ca: La belleza clásica de lo estoico.
Dormida: La gente frente al televisor.
Dormidor,-ra: El inapetente de la vida.
Dormilón, -na: A medida que cumplo años, servidor.
Dormir: 1. Uno de los mayores placeres de la vida. 2. La evasión necesaria de la cotidianidad.
Dormitorio: Una dimensión mágica.
Dorsal: La importancia social de la numeración.
Dorso: La ambivalencia entre la parte trasera y la superior
Dos: Suficientes y nos sobramos.
Doscientos, -as: La relevancia de la cantidad.
Dosel: La diferencia del detalle ornamental.
Dosificador: Los presupuestos generales del Estado.
Dosis: El poder reafirmado de la calidad sobre la cantidad.
Dotación: Una estratagema de convicción y de camuflaje.
Dotado, -da: El favoritismo de la naturaleza.
Dotar: Buscar la mejora.
Dote: La compra del estatus.
Dovela: La fragilidad del equilibrio imposible.
Dracma: El conocimiento milenario mercantilizado.
Draconiano, -na: Las reglas excluyentes del Mercado.
Draga: Un aspirador de agua.
Dragar: Absorber.
Dragón: La belleza de la mitología.
Drama: Los apatrias de la guerra.
Dramático, -ca: La injusticia humana.
Dramatizar: Costumbre de una mala gestión emocional.
Dramaturgo: Un recreador de vidas ajenas.
Drástico, -ca: La avalancha de deberes escolares que privan la infancia y la juventud.
Drenaje: La redistribución de las rentas.
Drenar: Ajustar las proporciones.
Dril: La piel del verano.
Droga: Un alterador de consciencia.
Droguería: Un arsenal químico.
Droguero, -ra: Un farmacéutico doméstico.
Dromedario: 1. Un camello impar. 2. Un animal de otro mundo.
Drupa: El melocotón.
Dual: La mecánica cerebral.
Dualidad: El principio sobre el que se fundamenta la vida.
Dualismo: Allí donde tienen cabida los hombres de fe.
Dubitativo, -va: El filósofo, casi siempre.
Ducado: La sombra alargada de un noble.
Dúctil: Sin lugar a dudas, el ser humano.
Ductilidad: La sociabilización.
Ducha: El lujo cotidiano del primer mundo.
Duchar: (-se) Un placer convertido en adicción.
Ducho, -cha: Una capacidad poco valorada en la dictadura joven.
Duda: Razonable, siempre.
Dudar: Una virtud filosófica.
Dudoso, -sa: El principio de oportunidad real.
Duelo: La disputa entre lo que se piensa y lo que se siente.
Duende: Hoy en día habita en la informática.
Dueño, -ña: Un esclavista de las cosas.
Dulce: Un autoregalo festivo.
Dulcedumbre: Un estado de éxtasis de los sentidos.
Dulcemente: El entrante de la pasión.
Dulcera: La bruja de los niños.
Dulcería: Un paraíso goloso.
Dulcificar: Los políticos tratando de tontos a los ciudadanos.
Dulzaina: Un familiar de la flauta de toda la vida.
Dulzón, -na: 1. Los enamorados. 2. Los cachorros.
Dulzor: La prueba de la lengua.
Dulzura: Un comportamiento que desmonta.
Duna: Las olas del mar de arena.
Dúo: La riqueza de la suma.
Duodeno: El túnel de salida del estómago.
Duplicado: La segunda vida de un original.
Duplicar: Tener hijos.
Duplicidad: Un pose social excesivamente normalizado.
Duplo, -pla: Una progresión geométrica.
Duque: Un señor que suele vivir en el pasado.
Duquesa: Una señora que suele vivir estirada.
Duración: 1. Un espacio-tiempo acotado por singularidades. 2. Un suspiro de la vida.
Duradero, -ra: La falsa realidad.
Duramen: El esqueleto arbóreo.
Durante: Un tiempo a aprovechar.
Durar: Una cuestión de dedicación.
Dureza: La resistencia empoderada.
Durmiente: La consciencia humana.
Duro, -ra: Estado cerebral producido por la rigidez mental.