miércoles, 10 de julio de 2019

Diccionario del Alma (Derivativo, -va / descabezar) XXVIIIª Entrega

Nueva entrega del "Diccionario del Alma" allí donde lo dejé con la misma paciencia y motivación de quien tiene un macro puzzle inacabado, sabedor que lo divertido está en el viaje del proceso (que inicié a finales del 2013, y que no sé cuando lo acabaré). Para quienes lo conocen, saben que éste no es un diccionario al uso, sino que describe el eco que cada palabra resuena en mi alma (en un momento concreto y determinado de mi vida, lo que son susceptibles de continua revisión, pues yo -como todos-, no soy nunca siempre igual), por lo que no están todas las palabras sino tan solo aquellas que siguen este criterio.


Derivativo, -va: La sonrisa tras el beso.
Dermatología: El abrazo cariñoso de la medicina.
Dermis: Los cimientos del tacto.
Derogación: Condenar un norma a la guillotina de la plaza pública.
Derogar: Acción propia de los cortos de mira de neutralizar una ley cada cuatro años.
Derramamiento: Conquistar superficie.
Derramar: Ejercicio de aprendizaje motor de los bebés.
Derrame: De relativa relevancia, dependiendo del contenido.
Derredor: Un corsé de espacio.
Derrengar: Un acto inhumano, se mire por donde se mire.
Derretimiento: Yo, con estas calores.
Derretir: Bella forma de transmutarse la vela.
Derribar: Sin lugar a dudas, el radicalismo.
Derribo: Cada día, la sombra de la apatía.
Derrocar: Cuanta más injusticia, mejor.
Derrochador, -ra: El/la inconsciente de la finitud de las cosas.
Derrochar: Si es talento, cabe aplaudirlo.
Derroche: Por favor, que sea de cortesía.
Derrota: Un punto y seguido en el camino continuo.
Derrotado, -da: Un estado mental.
Derrotar: Si no se trata de la ignorancia, no me interesa.
Derrotero: El hilo dorado del destino.
Derruir: Redecorar la cotidianidad.
Derrumbadero: La faceta malcarada de la montaña.
Derrumbamiento: A pedazos, nuestra realidad.
Derrumbar: El egoísmo exacerbado.
Desabor: La peor de las muertes en vida.
Desaborido,-da: La cháchara de sociedad.
Desabotonar: Efecto natural físico producido progresivamente por la curva de la felicidad.
Desabrido, -da: Personalmente, el vinagre.
Desabrigado, -da: Cualquier alma en pena.
Desabrigar: El niño solo en su primer día de colegio.
Desabrochar: Si es por pasión, a mordiscos si hace falta.
Desacatar: Siempre que atente contra la ética.
Desacato: La crónica de una consecuencia anunciada.
Desacertar: La cómica costumbre de los sondeos electorales.
Desacierto: 1. El típico graciosillo de las fiestas. 2. Nota disonante.
Desaconsejar: Un consejo que raras veces se atiende.
Desacordar: La esencia del divorcio.
Desacorde: Un tercio de la humanidad con otro tercio, y un tercer tercio con los anteriores.
Desacostumbrar: Para los animales de costumbre, como los seres humanos, un problema.
Desacreditar: El deporte nacional de los envidiosos.
Desacuerdo: Al final todo se reduce a una cuestión de compatibilidades químicas.
Desafección: El efecto de un defraude continuo.
Desafecto, -ta: Un afecto descuidado.
Desafiador, -ra: Rasgo conductual de aquel que no se integra.
Desafiar: La razón al sentimiento, y a la inversa.
Desafinado, -da: Mi engranaje neuronal a primera hora de la mañana.
Desafinar: Estado previo a la armonía.
Desafío: Asombrarse a cada nuevo día.
Desaforado, -da: Todos aquellos que pagamos los sueldos de los aforados.
Desafortunado, -da: La materialización de una vibración energética inadecuada.
Desafuero: Acción propia de enajenados.
Desagradable: Los griteríos.
Desagradar: La leche.
Desagradecer: La rubrica para el último favor concedido.
Desagradecido, -da: Epidemia contemporánea fruto de una mala educación.
Desagradecimiento: Un silencio que retrata.
Desagrado: La falta de pulcritud.
Desagraviar: La ilusión de intentar borrar un pasado.
Desagregar: Provocar una mitosis a la fuerza.
Desaguadero: El tobogán de la lluvia.
Desaguar: Cada vez que bebemos agua.
Desagüe: Medio de desahogo.
Desaguisado: La mano sin vocación.
Desahogado, -da: Persona que llega al clímax del relax.
Desahogar: Cubrir las necesidades fisiológicas más básicas.
Desahogo: Sacar el tapón interior.
Desahuciar: Desproveer a la persona de su dignidad.
Desahucio: Un delito legal.
Desarirado, -da: Los políticos tras su examen de gobernanza.
Desairar: En algunas ocasiones, un necesario acto de salud emocional.
Desaire: La actitud de los políticos frente las necesidades sociales.
Desalado, -da: El peso de la autoaflición.
Desalar: El peligro de quitarle la sal a la vida.
Desalentar: Las noticias respecto a la fe en la humanidad.
Desalfombrar: Hábito de mi suegra cuando llega el verano.
Desaliento: Quedarse lejos, económicamente, de final de mes.
Desaliñado, -da: 1. Los mal entendidos progres. 2. Estética nefasta de los nuevos estudiantes de filosofía.
Desaliñar: A menudo, el desgaste mismo de la vida.
Desaliño: Sin lugar a dudas un claro síntoma de baja autoestima.
Desalmado,-da: Hijos de la oscuridad.
Desalojar: Reparto de fichas.
Desalquilar: Encajar una pieza del puzzle.
Desamoblar: La trashumancia humana moderna.
Desamodorrar: Una buena taza de café.
Desamor: Un final sin felicidad.
Desamortización: Un atajo para el robo de la propiedad privada.
Desamortizar: Cambiar de dueño bajo un nuevo concepto de libertad al uso.
Desamparado,-da: El pobre.
Desamparar: Una acción corregible socialmente.
Desamparo: Espacio de indefensión.
Desandar: Retroceso necesario para volver a tomar impulso para proyectarse hacia delante.
Desangrar: 1. El color de la barbarie. 2. El primer grito vital de la muerte.
Desanidar: La ilusión necesaria de quererse comer el mundo.
Desanimación: Desalineación entre sistema educativo y mercado laboral.
Desanimar: La esperanza irracional.
Desánimo: Vistas del pozo interior.
Desanudar: Imposible si es Gordiano.
Desapacible: La persistencia de los extremos.
Desaparecer: Siempre es una buena opción.
Desaparejar: 1. La lujuria animal incontenida. 2. La búsqueda de la dualidad en la unidad.
Desaparición: Un cambio de pantalla sin instrucciones.
Desapasionadamente: El daño colateral de priorizar el dinero sobre la vocación.
Desapegar: Despejar el camino hacia el futuro.
Desapego: Método terapéutico de gestión del fracaso.
Desapercibido: El dolor ajeno en una sociedad hedonista.
Desapiadado,-da: 1.Toda persona egoísta. 2. Efecto producido por el aislamiento de la cúpula de confort.
Desaplicado,-da: Los gobernantes.
Desaprender: El camino para la innovación disruptiva.
Desaprensión: La norma conductual social por excelencia.
Desaprensivo, -va: El ciudadano de a pie frente a una situación que pone a examen su egoísmo.
Desapretar: Recurso educativo.
Desaprobación: Las incongruencias humanas que llevan a la injusticia social.
Desaprobar: 1. Tantas cosas que no acabaríamos. 2. Todo aquello contrario a las ideas arquetípicas.
Desapropiarse: 1. Redistribuir. 2. En algunos casos, consciencia de la no-pertenencia sobre una malentendida posesión.
Desaprovechado, -da: El talento de millones de personas.
Desaprovechar: Efecto de la ceguera.
Desarbolar: Una triste escena.
Desarmar: Medida necesaria para asegurar la seguridad ciudadana.
Desarme: A nivel de Estados, una utopía mientras el hombre sea hombre.
Desarraigar: El alimento de la globalización.
Desarraigo: Un fenómeno antinatural.
Desarrapado, -da: La estética de la carencia.
Desarreglado, -da: Un pose antisistema.
Desarreglar: La mano del incompetente.
Desarreglo: Un problema con solución.
Desarrendar: 1. Desfocalizarse de un suelo. 2. Modificar el enfoque de la energía personal.
Desarrimar: Resultado del curso singular de la vida.
Desarrollar: Materializar una idea.
Desarrollo: Un método para la consecución de las formas.
Desarropar: Impulso pasional.
Desarrugar: Una de mis manías personales.
Desarticular: Obsesión del capitalismo liberal sobre el Humanismo.
Desarzonar: Apear abruptamente.
Desaseado, -da: Reflejo de un malfuncionamiento mental.
Desaseo: Falta de parámetros educativos.
Desasimiento: Renuncia personal a los sueños.
Desasir: Desistir de poseer por respeto o por frustración.
Desasnar: Civilizar.
Desasosegado, -da: Síntoma de tensión entre ser y hacer.
Desasosegar: Motivar la pérdida del in medio virtus.
Desasosiego: Dictadura mental.
Desastrado,-da: Reflejo del mundo interior.
Desastre: La imposición del Principio de Realidad.
Desastroso,-sa: Persona falta de preparación.
Desatadura: Ley de Vida.
Desatar: Un acto de madura inteligencia.
Desatascar: El Tiempo.
Desataviar: Volver a la cotidianidad.
Desatención: El anuncio de una consecuencia impredecible.
Desatender: Dejar perder algo.
Desatento,-ta: Búsqueda de interés en otra parte.
Desatinado, -da: Persona que vive en el mundo perdida de sí misma.
Desatinar: Alteración errónea de la conciencia de la realidad.
Desatino: Actuar fuera del centro de gravedad de una situación o circunstancia.
Desatollar: Esfuerzo yermo de la comunidad internacional.
Desatracar: Perseguir el aliento de la libertad.
Desatrancar: Asomarse fuera de la caja.
Desautorizar: Imponer la autoridad.
Desavenencia: Choque de realidades diferentes.
Desavenido, -da: Existencia paralela sin posibilidad de convergir.
Desayunarse: Ir a destiempo.
Desayuno: Si no hay café, no es desayuno.
Desazón: Un duro golpe de la vida.
Desazonado,-da: Cuadro emocional sufrido por demasiadas personas en este mundo.
Desazonar: Tan triste como comerse una tortilla sin sal.
Desbancar: La fuerza motriz de la historia de la humanidad.
Desbandada: El éxodo de los urbanitas cuando el calor del verano derrite el asfalto de las ciudades.
Desbandarse: El movimiento caótico del orden.
Desbarajustar: Falta de un liderazgo claro.
Desbarajuste: Las prioridades de los movimientos sociales.
Desbaratar: El mandato político respecto a los compromisos electorales.
Desbarate: El balance actual del Estado de Bienestar Social.
Desbarrar: La imperiosa necesidad de una educación basada en la Razón.
Desbastar: Embellecer la vida.
Desbocar: La primera acción del ser humano.
Desbordamiento: Transgredir los límites.
Desbordar: Crecerse.
Desbravar: Amansar el mordisco en beso.
Desbridar: Comienza el festín.
Desbrozar: Tratamiento cosmético de rejuvenecimiento del jardín.
Desbrozo: Los restos vegetales del peeling.
Desbullar: Un hurto con fuerza bruta, no exenta de un alto riesgo para la integridad del asaltante.
Descabalgar: 1. Tocar de pies a tierra. 2. Retomar la unidad de medida humana.
Descabellado, -da: Los milagros de la vida.
Descabellar: El fin del sufrimiento.
Descabezar: Nunca es necesario, a no ser que se trate de Medusa.