sábado, 18 de mayo de 2019

Diccionario del Alma (Delator, -ra / derivar) XXVIIª Entrega

Nueva entrega del "Diccionario del Alma" allí donde lo dejé con la misma paciencia y motivación de quien tiene un macro puzzle inacabado, sabedor que lo divertido está en el viaje del proceso (que inicié a finales del 2013, y que no sé cuando lo acabaré). Para quienes lo conocen, saben que éste no es un diccionario al uso, sino que describe el eco que cada palabra resuena en mi alma (en un momento concreto y determinado de mi vida, lo que son susceptibles de continua revisión, pues yo -como todos-, no soy nunca siempre igual), por lo que no están todas las palabras sino tan solo aquellas que siguen este criterio.


Delator, -ra: Un dado de tres caras: Integridad, miedo y codicia.
Deleble: La historia de toda una vida de un hombre.
Delectación: Estar en compañía de quien uno quiere.
Delegación: Un control incontrolable.
Delegado, -da: Un súbdito leal.
Delegar: Soltar cuerda.
Deleitable: Una muestra de respeto mutuo.
Deleitar: El arte de la sociabilidad.
Deleite: Mi mujer y mis hijas.
Deletéreo,-ra: La productividad y el poder.
Deletrear: Hablar bajo revoluciones.
Deletreo: Diseccionamiento de las palabras.
Deleznable: El traidor a la confianza y el mal agradecido
Delfín: El relaciones públicas del mar.
Delgadez: Una obsesión moderna.
Delgado, -da: La antítesis del buen gourmet.
Delgaducho,-cha: Una triste vida.
Deliberación: Una reflexión reflexiva.
Deliberar: El punto medio de la justicia.
Delicadeza: El gesto de un cachorro.
Delicado,-da: La paz social.
Delicia: Dormir sin despertador.
Delicioso, -sa: Un buen pedazo de gorgonzola con una exquisita copa de vino.
Delictivo,-va: La cesión de gobierno de los Estados a los Mercados.
Delicuescente: La moral trasnochada.
Delimitación: La frontera de la diferencia.
Delimitar: Cribar.
Delincuencia: La necesidad proactiva.
Delincuente: El usurero legal.
Delineante: Un dibujante espacial.
Delinear: Expropiar el vacío.
Delinquir: Profanar el respeto.
Deliquio: Un desempleado de larga duración.
Delirante: La brecha de prioridades entre política y ciudadanos.
Delirar: El comportamiento del ambicioso.
Delirio: Llegar a final de mes por parte de millones de personas.
Delito: Ser padres sin consciencia.
Delta: El pubis del río.
Deltoides: La polea del brazo.
Demacrado,-da: El maquillaje del infortunio.
Demagogia: La cultura del éxito de la sociedad.
Demagogo: Los ricos por rentas.
Demanda: Exigencia con rango de ley.
Demandar: 1. El ocio de los incultos. 2. La justicia reglada.
Demarcación: Una parte divisoria de un total.
Demarcar: El celo por los límites de la propiedad.
Demás: Todo lo otro.
Demasía: La tontería humana.
Demasiado, -da: La relatividad de lo insuficiente.
Demencia: Un mal común.
Demente: La velocidad con la que cambia y se transforma la sociedad.
Demérito: La mayoría de concejales.
Demiurgo: La man que mece el Big Bang.
Democracia: Una casa eternamente en obras.
Demócrata: El que respeta la Democracia, que ya es mucho decir.
Democrático, -ca: La voluntad instruida.
Democratizar: El sentido de libertad de las nuevas generaciones.
Demografía: El factor intangible de la riqueza de un país.
Demográfico,-ca: Un estado de consciencia colectiva.
Demoledor,-ra: 1. La ausencia de la gestión del fracaso en las Facultades. 2. Una sociedad sin educación en gestión emocional.
Demoler: 1. La intolerancia. 2. Un sistema sin equidad social.
Demolición: Reinventar el contexto.
Demoníaco,-ca: El egoísmo ultraliberal.
Demonio: Una estampita del mal humano.
Demontre: Un trabajador sin trabajo.
Demora: Falta de previsión.
Demorar: Un hábito censurable.
Demostrable: La estupidez humana.
Demostración: Verificar la realidad.
Demostrar: Un método de enseñanza en desuso.
Demostrativo, -va: Una señal discursiva.
Demudar: Empujar a alguien por la fuerza de su zona de confort.
Denario: La arqueología del dinero.
Denegación: Manifestación de poder.
Denegar: Cuando el no es no.
Denigrante: La falta de dignidad personal.
Denigrar: El arma preferida de los mediocres.
Denodado,-da: El ratón frente al gato.
Denominación: Carnet de identificación.
Denominador,-ra: Una profesión, si existiese, divertida.
Denominar: Etiquetar.
Denostar: El proceder de los despreciables.
Denotar: Señal indicativa luminiscente.
Densidad: El peso del volumen.
Denso,-sa: Un acto social sobresaturado de superficialidad.
Dentado, -da: El sueño de los ancianos.
Dentadura: La estética de la sonrisa.
Dentar: El anuncio infantil de la naturaleza de la vida.
Dentellada: Resquicios del instinto animal.
Dentera: El chirrido atacando los dientes.
Dentrífico,-ca: La crema de masaje de la dentadura.
Dentista: 1. Cuanto más lejos, mejor. 2. La usura de la necesidad.
Dentro: Ocupar un espacio.
Denudar: La Filosofía.
Denuedo: Ducharse con agua fría.
Denuesto: Incontinencia de los trogloditas contemporáneos.
Denuncia: La atención sobre una incorrección.
Denunciador,-ra: Un subrayador de hechos.
Denunciar: Comprometerse con lo señalado.
Deparar: No apto para los carentes de atención.
Departamento: Un piso con edad juvenil.
Departir: La cortesía de la conversación.
Depauperar: El estado fisiológico de la clase media en época de crisis.
Dependencia: En según que grados, una tomadura de pelo.
Depender: Los unos de los otros.
Dependiente: Relación natural del hombre social.
Depilación: Desnudar la piel.
Depilar: Aparentar menos animal.
Deplorable: La falta de coraje de muchas personas.
Deplorar: La discriminación laboral de los mayores de 40 años.
Deponente: El que pone, porque tiene.
Deponer: De discutir con un tonto.
Deportación: Flujo poblacional forzado contra voluntad.
Deportado,-da: Persona privada de movimientos propios.
Deportar: Aislar.
Deporte: Sobrevalorado.
Deportividad: Un valor social a promover.
Deportivo,-va: En muchos casos, un adicto al culto al cuerpo.
Deposición: 1. El omega de la comida. 2. La humanización de príncipes y princesas.
Depositar: Reserva de un espacio con fecha de caducidad.
Depositario, -ria: La responsabilidad del guardián.
Depósito: 1. Todo aquello que se ahoga. 2. Un atrapa bajodensidades. 3. La cárcel de las cosas.
Depravación: La antinatura manifiesta.
Depravado,-da: Un ser que no tiene cabida en la sociedad.
Depravar: La cultura del sexo mal entendido.
Deprecación: Arrodillarse.
Depreciar: Acción continua que ejerce el Mercado contra la vida digna de los más desfavorecidos.
Depredación: El primer mundo sobre el segundo y tercer mundo.
Depredador,-ra: Un capitalista ultraliberal.
Depredar: Método de enriquecimiento.
Depresión: La fiebre de la impotencia.
Depresivo,-va: Malfuncionamiento del cerebro.
Deprimente: Tantas conductas humanas...
Deprimir: Trabajar sin poder subsistir.
Depuración: Necesaria en múltiples niveles de la sociedad.
Depurar: Sanear lo aun salvable.
Depurativo,-va: El amor.
Derecha: 1. En política, no saben dónde están. 2. Inclinación natural de la escritura occidental.
Derecho,-cha: 1. Siempre va detrás de las necesidades sociales. 2. Corporeidad del orgullo.
Deriva: Los pensamientos sin dirección. El argumento de un parlanchín.
Derivación: Una singularidad en el infinito de la causalidad.
Derivada: 1. La tendencia al límite de las matemáticas. 2. Que es engendrado.
Derivar: La respuesta del efecto.


Última entrada relacionada: Dable / delatar XXVIª Entrega