sábado, 10 de noviembre de 2018

Casus belli probable del siglo XXI

Manifestación en Barcelona, 10/11/18

Quiero creer en la fortaleza del Estado Democrático de Derecho, pero me preocupa la frágil línea que separa la paz del pretexto que desencadena una acción bélica, sobre todo cuando percibo la larga agonía de la gente trabajadora que malvive en un mercado laboral precario en el contexto de una crisis interminable.

Quiero creer en la fortaleza del Estado Democrático de Derecho, pero me preocupa la frágil línea que separa la paz del pretexto que desencadena una acción bélica, sobre todo cuando percibo que la dignidad humana se mide y valora por una economía productiva fortalecida en el aumento progresivo de la desigualdad social.

Quiero creer en la fortaleza del Estado Democrático de Derecho, pero me preocupa la frágil línea que separa la paz del pretexto que desencadena una acción bélica, sobre todo cuando percibo que el poder económico del Mercado determina y se impone a los tres poderes constitucionales en los que se fundamenta la soberanía del pueblo.

Quiero creer en la fortaleza del Estado Democrático de Derecho, pero me preocupa la frágil línea que separa la paz del pretexto que desencadena una acción bélica, sobre todo cuando percibo el descrédito e incluso el rechazo hacia la clase política por parte de los ciudadanos de a pié en medio de un ambiente cargado de crispación social.

Quiero creer en la fortaleza del Estado Democrático de Derecho, pero me preocupa la frágil línea que separa la paz del pretexto que desencadena una acción bélica, sobre todo cuando percibo una sociedad suicidada en valores que afronta el futuro con desaliento y desazón.

Quiero creer en la fortaleza del Estado Democrático de Derecho, pero me preocupa la frágil línea que separa la paz del pretexto que desencadena una acción bélica, sobre todo cuando percibo que la Democracia cada vez es menos democrática y el Derecho cada vez menos equitativo, justo e imparcial.

Quiero creer en la fortaleza del Estado Democrático de Derecho, pero me preocupa la frágil línea que separa la paz del pretexto que desencadena una acción bélica, sobre todo cuando percibo que la congoja social resucita nacionalismos locales que se transforman en estados populistas de enajenada mentalidad colectiva.

Quiero creer en la fortaleza del Estado Democrático de Derecho, pero me preocupa la frágil línea que separa la paz del pretexto que desencadena una acción bélica, sobre todo cuando percibo que en un mundo global de recursos compartidos los países rehuyen de la lógica de la fuerza común para focalizarse en sus ombligos.

Quiero creer en la fortaleza del Estado Democrático de Derecho, pero me preocupa la frágil línea que separa la paz del pretexto que desencadena una acción bélica, sobre todo cuando percibo que la sociedad contemporánea padece de alzheimer sobre la Historia y ha desaprendido sobre el comportamiento de la propia naturaleza humana.

Quiero creer en la fortaleza del Estado Democrático de Derecho, pero me preocupa la frágil línea que separa la paz del pretexto que desencadena una acción bélica, sobre todo cuando percibo que la Razón y la Moral humanista es substituida por la Razón y la Moral mercantilista.

Quiero creer en la fortaleza del Estado Democrático de Derecho, pero me preocupa la frágil línea que separa la paz del pretexto que desencadena una acción bélica, sobre todo cuando percibo que cada vez hay menos lógica y más discurso irracional.

Quiero creer, como ciudadano de un Estado Democrático de Derecho, que no existe casus belli probable en pleno siglo XXI. Quiero creer que el ser humano occidental es suficiente inteligente y evolucionado para no tener ningún pretexto que le lleve a desencadenar una acción bélica local o global.

Quiero creer, aunque no me lo crea. Pues sé que existen muchas formas de violencia bélica, además de la militar. Y en las prácticas ius in bello de cualquier tipo de guerra, las personas más desprotegidas (el 90% de la población) siempre somos las más perjudicadas.

Quiero creer, ¡por Dios que intento forzarme en creer!, en la fortaleza de los Estados Sociales y Democráticos de Derecho.


Tarragona, a 11 de noviembre de 2018
Día del centenario del armisticio que puso fin a la I Guerra Mundial
Día después del 80 aniversario de la Noche de los Cristales Rotos en la Alemania Nazi


Nota: Este y otros artículos de reflexión se pueden encontrar recopilados en el glosario de términos del Vademécum del ser humano