martes, 5 de junio de 2018

Diccionario del Alma (Ciudadanía/cogote) XVIª Entrega

Nueva entrega del "Diccionario del Alma" allí donde lo dejé con la misma paciencia y motivación de quien tiene un macro puzzle inacabado, sabedor que lo divertido está en el viaje del proceso (que inicié a finales del 2013, y que no sé cuando lo acabaré). Para quienes lo conocen, saben que éste no es un diccionario al uso, sino que describe el eco que cada palabra resuena en mi alma (en un momento concreto y determinado de mi vida, lo que son susceptibles de continua revisión, pues yo -como todos-, no soy nunca siempre igual), por lo que no están todas las palabras sino tan solo aquellas que siguen este criterio.


Ciudadanía: 1. Código de barras identificario de origen. 2. Título público que otorga derechos sociales alienables. 3. Derecho de propiedad del continente sobre el contenido.
Ciudadano, -na: Abeja obrera del enjambre.
Ciudadela: El miedo a lo externo.
Cívico, -ca: Modelo de moral estandarizada.
Civil: 1. Unidad de fuerza social básica. 2. Estado de desarrollo y operatividad en la estructura familiar de una colectividad.
Civilidad: El traje del ropero para actos sociales.
Civilización: (Diversidad) Estadio previo a la globalización.
Civilizado,-da: Sociedad que ha sustituido las guerras armamentísticas por las guerras económicas y comerciales.
Civilizar: Enseñanza del uso cotidiano de la Justicia como mecanismo de defensa personal.
Civismo: La actualización automática y constante de la sociedad moderna.
Cizalla: La censura del hierro.
Cizaña: La podridumbre de la manzana.
Clamar: El quejido de la ayuda.
Clámide: El uniforme de los clásicos.
Clamor: Una petición exponencial.
Clan: Una singularidad comunal con ética diferencial.
Clandestinidad: Ángulo muerto del Sistema.
Clandestino, -na: Persona desconectada de las redes sociales.
Claqué: El canto del suelo.
Clara: (de huevo) El caldo de la vida.
Claraboya: Un altar al cielo.
Claramente: Preludio del imperativo absolutista.
Clarear: Redescubrir.
Claridad: 1. Estado superlativo de la mente. 2. Ilusión humana.
Clarificar: 1. Dar luz. 2. Descomponer las estructuras de pensamiento para volverlas a componer en una nueva combinación más económica.
Clarín: El grito ritual de caza.
Clarinete: El aire alargado.
Clarividencia: Ver más allá del anclaje temporal humano.
Clarividente: Capacidad de curvar el espacio-tiempo.
Claro, -ra: Una de las múltiples capas de la realidad.
Claroscuro: El valle donde habitan las emociones humanas.
Clase: 1. Espacio donde el profesor aprende nuevamente. 2. Escala social de la vanidad identitaria del individuo.
Clásico, -ca: Los cimientos de lo moderno.
Clasificación: El ordenamiento de la conceptualización del mundo.
Clasificar: Método de entendimiento de la realidad para su enjuiciamiento social.
Claudicación: El ejercicio del débil.
Claudicar: Acto consciente de derrota.
Claustro: 1. La armonía arquitectónica para el recogimiento espiritual. 2. Cónclave de personas relevantes.
Cláusula: El entrepiso entre dos rellanos en una relación.
Clausura: El fin de una singularidad.
Clausurar: Pasar página.
Clavar: La inmovilización por la fuerza.
Cleptomanía: El impulso de llenar un vacío agujereado.
Clerical: La apariencia mística de una carencia espiritual no cubierta.
Clérigo: La culturalización humana, profundamente humana, de un mensaje de amor trascendente.
Clero: Un grupo de hombres en continua contradicción con la esencia de sus propias creencias.
Cliché: La copia del éxito ajeno.
Cliente: Animal de caza mayor del Mercado.
Clientela: Fuente de energía extractiva.
Clima: Las emociones de la Naturaleza.
Climatología: Próxima frontera de conolización de la tecnología humana.
Clínica: Círculo de sal para la salud.
Clip: El abrazo de los folios.
Cloaca: El Estado dentro del Estado.
Cloro: El jabón del agua.
Clorofila: La cosmética de las plantas.
Cloroformo: La inspiración del sueño.
Cloruro: (sódico) La naturaleza cristalizada en cubo.
Club: Un reservado social.
Coacción: La supervivencia del dinero.
Coaccionar: El acto deliberado de forzar una voluntad.
Coadyuvar: La filosofía de la hormiga.
Coagulación: El deseo de la densidad.
Coagular: Un encuentro apretado.
Coágulo: La metamorfosis de lo acuoso.
Coalición: La suma del todo es superior a la suma de las partes.
Coartada: Un relato excusable.
Coartar: Laminar el espacio que ocupa la sombra de una persona.
Cobalto: 1. La cara inmoral de la moralina tecnológica. 2. La naturaleza esclavista de la sociedad digital.
Cobarde: Estructura humana sin cimentación de principios.
Cobardía: Competencia que se enseña a las clases sociales menos favorecidas.
Cobertizo: Sala abierta de relajación.
Cobijar: Integrar en un conjunto a un subconjunto multi o unielemental.
Cobijo: Protección relativa con cesión de libertad.
Cobra: La muerte encapuchada.
Cobrador: El tributario privado.
Cobrar: Fiesta mensual para los privilegiados.
Cobre: 1. El pariente pobre del oro y la plata. 2. Confidente de la electricidad.
Cobrizo: La larva del rojo.
Coca: El pan elevado a gastronomía.
Cocaína: La termita del cerebro.
Cocción: Proceso de alquimia.
Cóccix: Recuerdo de la fragilidad humana.
Cocear: Emoción de rabia animal.
Cocer: Menguar la voluntad.
Cocido: (alimento) La invocación del espíritu de mi abuela.
Cociente: El mundo más allá de la división.
Cocina: El corazón de un hogar.
Cocinar: Una manifestacón artística.
Cocinero,-ra: Un creativo químico del placer.
Coco: La resistencia a la intrumisión.
Cocodrilo: El aliento de la preshitoria.
Cocotal: El cielo de los frutos.
Cocotero: El valor del esfuerzo.
Coctel: El seguro de la fiesta.
Coctelera: La mezcla de lo inverosímil.
Coche: 1. La tenacidad de la fricción. 2. El triunfo de la rueda.
Cochera: La habitación de un miembro más de la familia.
Cochero: El facilitador entre puntos geoespaciales.
Cochinada: Grado leve de la porquería.
Cochinilla: El carmesí de la naturaleza.
Cochinillo: La medida del tiempo justo.
Cochino: La falta de higiene mental.
Cochitril: La dejadez del espacio-tiempo.
Codazo: Mensaje claro y alto no verbal.
Codear: 1. Sociabilizando en pequeño comité. 2. Práctica competidora.
Códice: 1. La cuna de la literatura. 2. El culto del origen.
Codicia: La bilis que corree el humanismo.
Codiciar: Deporte sociabilizado.
Codicioso, -sa: El sirviente del Capitalismo.
Codificación: Convulsión por estructurar la realidad.
Codificar: Método pedagógico de relacionarnos con el mundo.
Código: Cultura reglada.
Codillo: La parte del andar más preciado.
Codo: La flexibiliad de la fuerza.
Codorniz: El cielo camuflado en tierra.
Coeficiente: (intelectual) 1. Una medida sobrevalorada. 2. La discriminación negativa de inteligencias diferentes.
Coercer: Apretar sin asfixiar.
Coercible: El todo.
Coerción: Acción de canalizar.
Coercitivo, -va: El Mercado.
Coetáneao, -ea: La otra cara del prisma.
Coexistir: Compartir unos mismos recursos.
Cofia: Corona femenina de las clases obreras.
Cofín: La forma de mimbre del vacío.
Cofrade: Portador de un dogma.
Cofradía: Rezo a múltiples manos.
Cofre: Un tipo de caja de pandora.
Cogedero: La horma de la mano.
Cogedizo: El asalariado.
Coger: La acción de la codicia.
Cogida: La falta de estado de alerta.
Cognición: La ilusión humana.
Cogollo: La esencia del mundo vegetal.
Cognoscitivo, -va: La curiosidad intuitiva.
Cogotazo: Una variedad de humillación.
Cogote: El pilar que sustenta el pensamiento.


Última entrada relacionada: Centavo/ciudad XVª Entrega