miércoles, 13 de diciembre de 2017

La mente humana rellena los agujeros del no-saber, aunque sea con mentiras, por salud existencial

La mente humana no está preparada para no entender algo, por lo que aquello que no entiende debe darle forzosamente un significado, aunque este sea no-racional, para posteriormente poderlo etiquetar. De hecho, a la mente humana no le interesa si el agujero de la inentendibilidad se rellena con mitología, religiosidad, fantasía o esbozos de realidad, pues tampoco sabe distinguir las diversas categorías de los rellenos cuando se trata de afrontarse a lo desconocido. Es solo cuando la mente cree conocer (que no es lo mismo que saber), que puede discernir o intuir entre la veracidad de las diferentes creencias de pensamiento. Por lo que, para la naturaleza de la mente humana, más vale vivir en una mentira, que vivir en el inconcebible agujero de un no-saber.

Quizás, la necesidad del ser humano de rellenar los agujeros de la inentendibilidad radica en el funcionamiento biomecánico de nuestra propia mente que, como un complejo ordenador hiperactivo las 24 horas del día, no puede permitirse un bloqueo o cortacircuito en su funcionamiento pues ello podría significar el colapso de la totalidad de su interconectado sistema electro-químico neuronal, provocando un estado general de encefalograma plano. . . . . . . . ........

[#Error en el sistema#]
[#Se requiere reiniciar#]

Pero, ¿y si descubriéramos que vivimos en una mentira? ¿Y si la veracidad de las creencias sobre las que cimentamos el sentido de nuestra existencia cayeran por peso propio? Por ejemplo, en unas fechas tan señalas como las actuales, en plena preparación para la celebración de la Navidad cuya costumbre ha configurado la estructura de la sociedad occidental durante siglos, aunque con adaptaciones continuas acordes a las necesidades de cada tiempo (ahora el compás lo marca el Mercado), ¿qué sucedería si los fundamentos de la creencia no fueran reales, sino un compendio de relatos mitológicos más o menos bien enarbolados de fuentes milenarias egipcias y sumerias? (La vida de Jesús como copia del mito de la vida de Horus, las Máximas de Ptahhotep como inspiración de las Bienaventuranzas, el mito sumerio de Utnapishtim como fuente del diluvio universal y el arca de Noé, las Leyes del Libro de los Muertos egipcio como inspiración de los 10 Mandamientos de Moisés, la Oración de los Ciegos del Papiro de Ani como original de la oración del Padre Nuestro...).

[#Error en el sistema#]
[#Espere unos minutos, el sistema se está reparando#]

Pues lo cierto es que no pasaría nada, pues el sistema de seguridad de la mente por rellenar los agujeros de la inentendibilidad tiene recursos diversos para la preservación de la salud emocional humana como pueden ser, entre otros, mecanismos de defensa como la obcecación o la reafirmación, ya sea en este caso de carácter espiritual o cultural. Y lo mismo sucede en otros ámbitos de la vida humana como puede ser la política, donde la enajenación colectiva destaca por su presencia en tiempos actuales de enaltecimiento de nacionalismos endogámicos y pueblerinos. Sin hablar de la fe, que es capaz de cubrir cualquier agujero de inentendibilidad por grande que sea. Pues más vale vivir psicológicamente confortados en una mentira -que produce estabilidad personal y social-, que vivir en la angustia del vacío de contenidos y continentes sin significado existencial. Y es que la Verdad, que es aquella refutada por la realidad objetiva, no es trago para mentes pequeñas y débiles.

Aunque, retrocediendo más atrás en el tiempo, ¿qué sucedería si descubriéramos, a su vez, que los mitos egipcios y sumerios que fundamentan el relato cristiano -y gran parte del judío y musulmán- sobre el que se basa nuestra civilización, no tuvieran correspondencia con un conocimiento objetivo contrastado con la realidad, no siendo más que eso, mitos? Pues lo cierto es que tampoco pasaría nada, pues la necesidad del ser humano de rellenar los agujeros de la inentendibilidad permiten a la humanidad seguir adelante en su singular camino evolutivo como especie, aunque sea sobre la creencia de sus propias mentiras existenciales. Pues al final, si los falsos credos sirven a la función nuclear de estructurar sociedades humanas organizadas (con su juego de niveles de poder incluidos), ya han cumplido su propósito a la luz del entendimiento de la humanidad. No obstante, uno no puede dejar de preguntarse, aunque sea por pura curiosidad intelectual y con independencia de la veracidad de dichas creencias, ¿cuál fue el origen primogénito de nuestras creencias existenciales trascendentales y cómo se llegaron a originar? Aunque soy consciente que, en este punto, se abre todo un mundo posible de elucubraciones que, por falta de juicios de valor objetivos suficientes, necesitamos regresar a la senda de la mitología, la teología o la ciencia ficción para llenar nuevamente el agujero de la inentendibilidad.

[#Error en el sistema#]
[#Pulse F1 para solventar el problema#]
[#Espere unos minutos a que se rellenen los agujeros de la inentendibilidad#]
[#El sistema se está reiniciando. Mientras tanto, puede continuar con las tareas de su vida diaria#]

Libertas Capitur, Sapere Aude
(La libertad se conquista. Atrévete a saber)


Referencias Artículo / Relación La Biblia y Mitos Egipcios y Sumerios
Vida de Horus: https://www.absolum.org/antrhis_horus_vs_jesus.htm
Máximas de Ptahhotep: http://www.egiptoforo.com/antiguo/Maximas_de_Ptahhotep
Mito de Utnapishtim: https://sobrehistoria.com/el-arca-de-noe-y-el-mito-sumerio-de-utnapishtim/
El Libro de los Muertos: http://egiptologia.com/la-biblia-y-el-libro-egipcio-de-los-muertos/
Papiro de Ani: https://es.wikipedia.org/wiki/Papiro_de_Ani



Nota: Este y otros artículos de reflexión se pueden encontrar recopilados en el glosario de términos del Vademécum del ser humano