miércoles, 20 de diciembre de 2017

Diccionario del Alma (Cataplasma/centauro) XIVª Entrega

Tras casi dos años de parada, pues la última entrega fue en enero de 2016, retomo el "Diccionario del Alma" allí donde lo dejé con la misma paciencia y motivación con quien tiene un macro puzzle inacabado, sabedor que lo divertido está en el viaje del proceso (que inicié a finales del 2013, y que no sé cuando lo acabaré). Para quienes lo conocen, saben que éste no es un diccionario al uso, sino que describe el eco que cada palabra resuena en mi alma (en un momento concreto y determinado de mi vida, lo que son susceptibles de continua revisión, pues yo -como todos-, no soy nunca siempre igual), por lo que no están todas las palabras sino tan solo aquellas que siguen este criterio.


Cataplasma: Ungüento de vida.
Catapulta: 1. El brazo largo del poder de la fuerza. 2. Instrumento de negociación imperativa. 3. Versión 1.0 del sueño de volar.
Catar: Método empírico de reconocer la naturaleza de algo o alguien.
Catarata: 1. El atardecer de la visión. 2. La gravedad hecha agua. 3. Cortinas acuosas de la montaña.
Catarro: Pérdida de empoderamiento personal.
Catastro: Contador de dinero fraguado.
Catástrofe: Implosión de una singulraridad.
Catecismo: Software mental católico.
Catecúmeno, -na: Adoctrinamiento iniciático.
Cátedra: La ilusión del Saber.
Catedral: La trascendencia de lo mundano.
Catedrático, -ca: Alguien quien piensa que no debe aprender nada más.
Categoría: El sustrato elevado a substantivo.
Categórico, -ca: Porra del radical.
Catequesis: Escuela de un mito autocreído.
Catequista: Chamán de la catequesis.
Catequizar: Programar.
Cateto, -ta: 1. La rectitud de lo angular. 2. Etnocentrismo urbano del homo ruralis.
Cátodo: 1. La polaridad de una dualidad. 2. El lado negativo que necesita la vida positiva para existir.
Catolicismo: La imperfecta manifestación humana, profundamente humana, de la idea cristiana.
Católico,-ca: Título colgado en la buhardilla de la casa.
Catorce: 1. Dos ciclos de siete. 2. La superación de la muerte.
Catre: Un acoge sueños de auxilio.
Cauce: El preludio de un devenir imposponible.
Caucho: La naturaleza onírica del vino.
Caudal: El movimiento en estado fluido.
Caudaloso, -sa: La abundancia del fluir.
Caudillaje: La acción asfixiante del Estado.
Caudillo: Patología paternalista que ahoga.
Causa: El germen de todo efecto.
Causal: La razón hecho principio.
Casualidad: Patrón invisible de la causalidad.
Causante: La mano que mece el efecto.
Causar: Intecionalidad manifiesta.
Cáustico, -ca: Persona que corroe la armonía social.
Cautela: La precaución de la intuición.
Cauteloso, -sa: La personalidad del miedo.
Cauterizar: Un punto y seguido en la vida.
Cautivador, -ra: El flautista de Hamelin.
Cautivar: El grial del Mercado.
Cautiverio: La cueva de Platón.
Cautividad: Falta de libre albedrío.
Cautivo, -va: Persona inconsciente.
Cauto, -ta: La mente en modo relativista.
Cava: Complejo de inferioridad del champagne.
Cavador: La versión humana de la avestruz.
Cavar: Rascar la superficie.
Caverna: Eco del hábitat ancestral del ser humano.
Cavernoso, -sa: Especie competitiva con corbata.
Caviar: El lujo del principio de la vida.
Cavidad: Hueco allí donde tendría que haber el cerebro o el corazón.
Cavilación: Voluntad de desbloquear una angustia.
Cavilar: Buscar destino en el interior de la rueda del ratón,
Caza: Una necesidad evolucionada en ocio.
Cazador,-ra: Homo moderno con cerebro reptiliano primitivo.
Cazar: La canalización del instinto civilizado de matar.
Cazo: Herramienta de gestión del vacío.
Cazolada: Recurso de protesta reinvindicativa de los sin voz.
Cazuela: El cáliz de buen vivir.
Cazurro, -rra: El hombre hecho piedra.
Cebada: Regalo de los dioses para sus creaciones.
Cebar: Tendencia natural de las abuelas.
Cebo: La publicidad.
Cebolla: La cultura.
Cebra: La naturaleza en un día de inspiración artística.
Ceceo: 1. Destierro fonético de silvido sutil. 2. Donde Dios creó al primer día la r y en el sefundo día la t.
Cedazo: El portal de la pureza.
Ceder: 1. La gran asignatura pendiente de la vida. 2. La actitud de un ego relajado.
Cedro: 1. El acero de las montañas. 2. La implacabilidad de la vida orgánica.
Cefalópodos: El balet de Neptuno.
Cegar: Uso indiscriminado de los telediarios.
Cegato, -ta: Persona que solo se mira el hombrigo.
Ceguera: Estado producido por la carencia de placas humanistas en los vasos sanguineos que riegan los globos oculares.
Ceja: El carácter del ojo.
Cejijunto, -ta: Las alas del alma.
Cejudo, -da: La vitalidad de la abundancia.
Celador, -ra: El precedente humano de la navaja suiza.
Celda: Archivo de personas del Derecho penal.
Celebración: Alegría compartida.
Celebrar: Ritual de transición a una nueva etapa.
Célebre: Perteneciente a la mentalidad colectiva.
Celebridad: Una estrella fugaz en la historia de la humanidad.
Celeridad: El estrés del movimiento.
Celeste: El anhelo de trascendencia del ser humano.
Celestial: Categorización religiosa sin base empírica.
Celibato: Invención cultural de intentar redefinir el flujo vital de la energía.
Célibe: Vela cerrada al vacío.
Celo: Clamor de supervivencia de la especie.
Celos: Patología mental de la propiedad.
Celoso, -sa: Inseguridad proyectada.
Celta: Pueblo en simbiosis con la naturaleza.
Celtíbero- ,ra: Una raza sin memoria histórica.
Célula: Mi yo primordial y prestado.
Celular: La sinapsis del cerebro digital global.
Celuloide: La magia de la inmortalidad.
Celulosa: El camisón natural de la Tierra.
Cementerio: Donde los que no se quieren olvidar se olvidan.
Cemento: 1. El calcio de las estructuras urbanas. 2. El puso del hombre contra el Tiempo.
Cena: El desayuno del sueño.
Cenáculo: Misa gastronómica de ideas.
Cenagoso, -sa: La antesala del polvo.
Cenar: Acto preparatorio para el trance nocturno.
Cencerro: La campana de los montes.
Cenefa: Estética en continuo lineal.
Cenicero: Recogedor de pensamientos quemados.
Cenicienta: La esperanza del milagro de la pobreza.
Cenit: La zanahoria frente al burro.
Cenital: Ciudad de los dioses.
Ceniza: El omega de la mortalidad.
Cenizo, -za: El/la desahuciado/a de la suerte.
Cenobio: El orden del silencio exiliado.
Cenobita: Morador del silencio.
Censo: 1. Certificado de derecho de ciudadanía. 2. Notario de la existencia social.
Censor: Fundamentalista de su tiempo.
Censura: El poder cedido.
Censurar: La manipuación de la Moral.
Centaura: La flor del estómago.
Centauro: Proyección de la sombra natural del hombre.


Última entrada relacionada: Cargo/cataluña XIIIª Entrega