martes, 2 de junio de 2020

Las Consecuencias, la primera parada del Ulises moderno en su viaje personal


No hay que ser un Ulises clásico para saber que todos y cada uno de nuestros actos, por minios que parezcan, tienen sus consecuencias en nuestra realidad. Si bien justamente las Consecuencias es el tema principal que se deriva de la primera parada del viaje que Ulises, en su intento por regresar a su país Ítaca tras finalizar la guerra de Troya, realizó en el llamado Ísmaro, un istmo de Tracia donde habitaban los Cícones. Según narra Homero en la Odisea, los Cícones eran una tribu a la que Ulises y sus hombres mataron a su paso, quemado sus casas e incluso capturando a sus mujeres, pero dicha tribu reaccionó con refuerzos armados llegando a matar por venganza a muchos de los hombres de Ulises, quienes se vieron obligados a huir en barco con una tripulación gravemente mermada. Las Consecuencias, por tanto, se me tercia como el segundo concepto a analizar, desde un enfoque tanto de la Filosofía Contemporánea como de la Filosofía Efímera, en éstas Reflexiones filosóficas del viaje de Ulises, un viaje sea dicho de paso que la Odisea describe durante diez largos y tormentosos años. 

Como es sabido por todos, las Consecuencias no son más que la evidencia empírica del Principio de Causalidad, que nos dice que toda causa tiene su efecto y viceversa. Es decir, que existe un proceso de interacción entre las partes implicadas basado en una conexión necesaria entre las mismas. Pero de tipos de Consecuencias, entendidas como efectos de una causa previa, así como de tipos de causas, existen de diversa índole, por lo que la relación entre éstas asimismo concluye en un amplio espectro de naturalezas diferentes. Así pues, para adentrarse en materia de las Consecuencias no solo debe observarse su propia tipología, sino a la vez su relación directa con el mundo casuístico.

1.-Tipos de Consecuencias

De tipos de Consecuencias hay muchas, pero éstas pueden agruparse en tres grandes familias a la luz de tres parámetros bien definidos, como son su racionalidad: Lógicas o Ilógicas; su motivación: Voluntarias o Involuntarias; así como su afectación: Personal, Interpersonal o Social. Veámoslas:

I.-Consecuencia Lógica / Ilógica

Determinaremos bajo el parámetro de la racionalidad si una Consecuencia es Lógica o Ilógica dependiendo si concurre la razón pura a la luz de los principios clásicos de identidad, de no contradicción y del tercer excluido. Es decir, una Consecuencia Lógica es toda aquella en la que no existe paradoja alguna entre su causa y su efecto, así como dicha relación se fundamenta sobre el Principio de Veracidad teórica aunque incurra contra el Principio de Realidad, ya que puede derivarse una Consecuencia Lógica y teóricamente verídica sobre una realidad desconocida como pueda darse en el campo tanto de la física teórica como de la filosofía. Contrariamente, cabe entenderse como Consecuencia Ilógica aquella en la que la relación entre causa y efecto se fundamenta tanto en la paradoja, como en la ausencia del Principio de Veracidad teórica, y asimismo en la que se incurra contra el Principio de Realidad.

II.-Consecuencia Voluntaria / Involuntaria

Determinaremos bajo el parámetro de la motivación si una Consecuencia es Voluntaria o Involuntaria dependiendo si concurre la consciencia del individuo mediante el pleno uso de sus facultades mentales. Es decir, una Consecuencia Voluntaria es toda aquella en la que el efecto se deriva de una causa que en origen y de manera apriorística es consciente sobre dicho efecto presumiblemente resultante. Mientras que contrariamente, entenderemos como Consecuencia Involuntaria aquella en la que el efecto se deriva de una causa que en origen y de manera apriorística es inconsciente, por falta de conocimiento suficiente o por irreflexiva en tanto que es fruto de una acción automática e instintiva.

III.-Consecuencia Personal / Interpersonal / Social

Determinaremos bajo el parámetro de la afectación que una Consecuencia es Personal, Interpersonal o Social, con independencia de si es catalogada como lógica e ilógica o voluntaria e involuntaria, dependiendo del ámbito de repercusión de su efecto. Es decir, una Consecuencia Personal es toda aquella cuyo efecto se limita sobre la persona como objeto de la causa, una Consecuencia Interpersonal es toda aquella cuyo efecto se proyecta sobre una o más personas externas al objeto de la causa, mientras que una Consecuencia Social es toda aquella cuyo efecto se extrapola al conjunto de la sociedad.

2.-Naturaleza de las Consecuencias

Una vez vistos los tipos de Consecuencias, cabe analizar las respectivas naturalezas manifiestas, las cuales solo pueden discernirse a partir de la observancia de los tipos de causas existentes que participan en dicho proceso de manera tan necesaria como condicional. En este sentido, partiremos de la premisa que el conjunto de causas habidas y por haber pueden ser englobadas en la preexistencia de tres grandes tipologías de causas perceptibles para la realidad del ser humano, según parámetros de identidad (Causa Ideal y Causa Material) y de fenomenología (Causa Relacional):

I.-Causa Ideal

Entenderemos, bajo el parámetro de identidad, como Causa Ideal aquella que se basa en el mundo de las ideas, y que por tanto no tiene existencia material más allá del imaginario humano. La Causa Ideal es el principio causal de las siguientes naturalezas de Consecuencias según su relación con los diversos tipos de la misma:

-Relación Causa Ideal / Efecto Lógico: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación puede ser tanto substancialmente factible por realista, como infactible por no realista, conforme a criterio de los principios de oportunidad y de capacidad.  

-Relación Causa Ideal / Efecto Ilógico: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente absurda por paradójica, si bien puede manifestarse tanto irrealizable como realizable conforme a criterios de los principios de la azarosidad y del caos.  

-Relación Causa Ideal / Efecto Voluntario: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia de los pensamientos reflexivo, crítico y creativo, en tanto y cuanto una idea con voluntad propia parte de otra anterior mediante un juicio de valor previo.

-Relación Causa Ideal / Efecto Involuntario: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia de los actos reflejos, las emociones básicas y los instintos, en tanto y cuanto no media reflexión consciente alguna.

-Relación Causa Ideal / Efecto Personal: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia del ámbito existencial, y más particularmente del campo del desarrollo personal, con independencia de su capacidad de generar un proceso evolutivo o involutivo para la consciencia del individuo.

-Relación Causa Ideal / Efecto Interpersonal: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia del ámbito de la interacción social y de la motivación grupal bajo el principio del Efecto Halo, con independencia de la carga polarizada positiva o negativa en su proceso de contagio expansivo.

-Relación Causa Ideal / Efecto Social: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propio del ámbito del cambio de paradigma por superación del punto de inflexión de un estado de opinión en la mentalidad colectiva, con independencia de su efecto positivo o negativo para el conjunto de la sociedad implicada.

II.-Causa Física

Entenderemos, bajo el parámetro de identidad,  como Causa Física aquella que se basa en el mundo de las formas, y que por tanto tiene existencia material para el imaginario humano. La Causa Física es el principio causal de las siguientes naturalezas de Consecuencias según su relación con los diversos tipos de la misma:

-Relación Causa Física / Efecto Lógico: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia del Principio de Realidad, pues el efecto se presenta alineado con las leyes lógicas de la física que rigen los cuerpos materiales como causa.

-Relación Causa Física / Efecto Ilógico: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente especulativa, en tanto se fundamenta en planteamientos teóricos externos al Principio de Realidad, y por ende fuera del horizonte de sucesos de las leyes lógicas de la física que rigen los cuerpos materiales.

-Relación Causa Física / Efecto Voluntario: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia del ámbito de la gestión del cambio, pues en dicho proceso concurre una consciencia activa con plena intencionalidad de generar una un efecto transformador mediante intervención de una causa previa interrelacionada.

-Relación Causa Física / Efecto Involuntario: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia del ámbito de la imprudencia y la temeridad, por estar exenta de cualquier reflexión consciente previa capacitada para medir el alcance y la intensidad de las consecuencias resultantes.

-Relación Causa Física / Efecto Personal: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia del ámbito de la responsabilidad personal, por concurrir un acto autoinflingido con independencia tanto del nivel de consciencia del acto realizado, como de su grado de afección positiva o negativa sobre el individuo.

-Relación Causa Física / Efecto Interpersonal: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia del ámbito de la responsabilidad grupal o sectorial, con independencia de concurrir tanto un acto provocado como sobrevenido, aceptado o rechazado por consenso, así como de su grado de afección positiva o negativa sobre los implicados.  

-Relación Causa Física / Efecto Social: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia del ámbito de la responsabilidad colectiva o global, con independencia de concurrir tanto un acto provocado como sobrevenido, aceptado o rechazado por consenso, así como de su grado de afección positiva o negativa sobre la colectividad. 

III.-Causa Relacional

Entenderemos, bajo el parámetro de fenomenología, como Causa Relacional aquella que se constituye en un proceso recurrente de interacciones entre partes implicadas basado en una conexión necesaria entre las mismas, en donde las causas generan efectos que a su vez se convierten ipso facto en causas potenciales de nuevos efectos, y así en un continuo sin fin a lo largo de la existencia de un individuo. Cabe apuntar, por tanto, que todas las causas-efectos existentes son relacionales de por sí, ya que no existe en la dinámica humana una causa que preceda a un efecto, ni un efecto que preceda a una nueva causa que pueda considerarse como causa inicial o efecto final, fuera de las singularidades propias de la vida del hombre en tanto manifestación de la concepción y muerte del mismo ser humano a las que no vamos a entrar en la presente reflexión. Es decir, el hombre en su continuo decidir mundano se encuentra inmerso en un sistema de referencias de causas y efectos sin discontinuidad posible. Asimismo, señalaremos que no existe en la naturaleza humana una sola causa como origen de un efecto, sino que en la misma concurren múltiples familias de causas a la vez derivadas de las Causa Ideal y de la Causa Física. Dicho lo cual, siendo la Causa Relacional el principio causal de las diferentes naturalezas de Consecuencias según su relación con los diversos tipos de la misma, veámoslas:

-Relación Causa Relacional / Efecto Lógico: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente racional, por estar la razón regida directamente por los principios lógicos, y aun a expensas que el resultado del efecto manifestado pueda considerarse en sí mismo como lógico o ilógico.

-Relación Causa Relacional / Efecto Ilógico: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente irracional, por incurrir contra el principio de identidad y de no contradicción de la lógica de la razón misma, y aun a expensas que el resultado del efecto manifestado pueda considerarse en sí mismo como ilógico o lógico.

-Relación Causa Relacional / Efecto Voluntario: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia de una consciencia activa por continuar la interacción del proceso casuístico, por lo que existe concurrencia de intencionalidad mediante y conocimiento apriorístico del valor de la afectación de dicho efecto como manifestación causal.

-Relación Causa Relacional / Efecto Involuntario: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia de una falta patente de consciencia activa por continuar la interacción del proceso casuístico, por lo que no existe concurrencia de intencionalidad mediante ni conocimiento apriorístico del valor de la afectación de dicho efecto como manifestación causal.

-Relación Causa Relacional / Efecto Personal: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia de la res individual, donde no existe más parte implicada que el individuo en un proceso de interacción unipersonal, con independencia del grado de consciencia, racionalidad y afectación.

-Relación Causa Relacional / Efecto Interpersonal: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia de la res de afiliación, donde no existe más partes implicadas que los individuos que participan de una misma afiliación en un proceso de interacción entre dos o más personas, con independencia del grado de consciencia, racionalidad y afectación.

-Relación Causa Relacional / Efecto Social: La naturaleza de la Consecuencia derivada de dicha relación es substancialmente propia de la res publica, donde las partes implicadas son todos aquellos  individuos que participan de una misma sociedad como cultura o especie humana en un proceso de interacción multipersonal, con independencia del grado de consciencia, racionalidad y afectación.

Expuesto lo cual y llegados a éste punto, vistos los tipos y naturalezas de las Consecuencias, podemos afirmar tres axiomas a modo de conclusión:

1.-Que el hombre no puede sustraerse de una vida cuya suma de historias posibles existe dentro de un proceso interactivo entre las partes de su casuística implicada.

2.-Que, por tanto, nada ocurre en la vida del hombre de manera aislada e independiente al Principio de Causalidad.

Y, 3.-Que las Consecuencias son el resultado de una conexión tan necesaria como ineludible entre los eventos registrados de su propia Causalidad a lo largo de su existencia particular.

Es por ello que el Ulises moderno, en su viaje singular, debe entender que las Consecuencias pueden ser lógicas o ilógicas, voluntarias o involuntarias, personales, intrapersonales o sociales, independientemente de si vienen derivadas de una Causa Ideal, Física y en todos los casos Relacional, pero que al fin y al cabo vivir es experimentar el continuo de las Consecuencias de la que ningún mortal puede huir o enajenarse. Por lo que, frente a ésta verdad categórica, vivamos con y desde nuestras Consecuencias propias de la manera más inteligente y saludable posible. No sea que nos suceda como al Ulises de la Odisea que, en su prepotencia, creyó erróneamente que sus actos a su paso por la tierra de los Cícones iban a quedar impunes de toda Consecuencia. Pues solo los necios insisten en sus propios errores.


Nota: Para artículos de reflexión sobre filosofía contemporánea del autor se puede acceder online a la recopilación del glosario de términos del Vademécum del ser humano