martes, 26 de junio de 2018

Diccionario del Alma (Comendador / compromiso) XVIIIª Entrega


Nueva entrega del "Diccionario del Alma" allí donde lo dejé con la misma paciencia y motivación de quien tiene un macro puzzle inacabado, sabedor que lo divertido está en el viaje del proceso (que inicié a finales del 2013, y que no sé cuando lo acabaré). Para quienes lo conocen, saben que éste no es un diccionario al uso, sino que describe el eco que cada palabra resuena en mi alma (en un momento concreto y determinado de mi vida, lo que son susceptibles de continua revisión, pues yo -como todos-, no soy nunca siempre igual), por lo que no están todas las palabras sino tan solo aquellas que siguen este criterio.

Comendador: El vértice de una economía triangular.
Comensal: Partícipe de una fiesta de paladar.
Comentar: Licencia universal que debería estar sujeta a responsabilidad de pensamiento crítico.
Comer: Uno de los grandes placeres capitales de la vida.
Comercial: La pata indispensable de la silla.
Comerciante: La existencia como objeto de mercancía.
Comerciar: Un trueque oneroso.
Comercio: El pistón de la evolución humana.
Comestible: Todo aquello indigerible culturalmente.
Cometa: 1. La evidencia de la existencia del viento. 2. La imaginación volada.
Cometer: El anuncio de un error.
Cometido: El deber de toda libertad.
Comicios: La publicidad de la supuesta soberanía del pueblo.
Cómico, -ca: La risa arrancada.
Comida: El carbón pendiente de diamantizar.
Comidilla: El regocijo del chisme.
Comido, -da: La alquimia intestinal.
Comienzo: El despunte del alba.
Comilón: La compensación de carencias.
Comilona: Protocolo por defecto de las abuelas.
Comillas: El notario de lo dicho.
Comino: La fragancia del Mediterráneo.
Comisaría: La habitación del orden.
Comisario: Guardián de la moral social.
Comisión: El beneficio de los listos.
Comisionar: Pasar el bulto.
Comisionista: Un buitre del trabajo ajeno.
Comisura: La esquina de la sonrisa.
Comité: La organización dentro de una organización.
Comitiva: Los aguanta velas.
Cómoda: La dimensión oculta de los dormitorios.
Comodidad: El suspiro de la naturaleza humana.
Cómodo, -da: El adiestramiento de las posaderas de su reposa nalgas.
Compacto, -ta: Infranqueable a alientos ajenos.
Compadecer: Síntoma de humanidad.
Compadre: El felpudo de la amistad.
Compaginar: La sinfonía de la vida.
Compañerismo: Generosidad compartida.
Compañero, -ra: El calor de un interés común.
Compañía: El tacto incierto de la prenda.
Comparable: El intento de un encuentro.
Comparación: La relatividad del observador.
Comparar: El mal hábito del juicio.
Comparativo, -va: La búsqueda de la diferencia.
Comparecencia: La presencia obligada.
Comparecer: Un llamamiento esperado.
Comparsa: La calle tomada por la fiesta.
Compartimento: La parte de una parte.
Compartir: La trascendencia del egoísmo.
Compás: La bailarina de los arcos.
Compasión: La acción de la que carece la empatía.
Compasivo, -va: El flotador del sufrimiento.
Compatibilidad: Las piezas del puzzle.
Compatible: Un encaje ni hecho a medida.
Compatriota: Un oasis en tierra extraña.
Compeler: La faja de la voluntad.
Compendiar: Reductor del saber.
Compendio: La prensa hidráulica del conocimiento.
Compenetración: Dos cabezas en una.
Compenetrarse: El efecto del hábito común.
Compensación: La carencia dulcificada.
Compensar: La subjetividad de la equidad.
Competencia: 1. La tendencia natural de la disputa del más fuerte. 2. El acierto del quehacer.
Competente: El regocijo del capacitado.
Competer: Deber asignado.
Competición: La Vida sobre la muerte.
Competidor, -ra: Estado de alerta.
Competir: La primera enseñanza de la escuela.
Compilación: El seguro de la carencia.
Compilar: Un escarabajo de letras.
Compinche: Andador de mala vida.
Complacencia: Nivel de aguante.
Complacer: Tributo por supervivencia.
Complaciente: Carente de autoestima.
Complejo, -ja: 1. La importancia de lo simple. 2. Exceso de comparación ajena.
Complementar: La finalidad evolutiva.
Complementario,-ia: Accesorio personal a voluntad.
Complemento: Necesidad creada.
Completar: Rellenar la incertidumbre.
Completas: El hasta luego del día.
Complexión: La forma sobre el fondo.
Complicación: La prueba de la flexibilidad mental.
Complicado, -da: 1. El fin del tiempo de relax neuronal. 2. Persona con demasiadas capas.
Complicar: Vicio de la pseudointeligencia.
Cómplice: El tapón de la botella.
Complicidad: Dos o más respiraciones al unísono.
Complot: 1. Acción con nocturnidad y alevosía. 2. La sombra de la mano que tira la piedra.
Componedor, -ra: Hacedor de armonía.
Componenda: Resolución irresoluta.
Componente: Fracción de una ecuación.
Componer: El arte creado.
Comportamiento: El polígrafo de la personalidad.
Comportar: La conducta manifiesta.
Comporte: Nivel de altura personal.
Composición: Secreto revelado.
Compositor, -ra: El chamán de la música.
Compostura: El arte de estar.
Compota: La cuarta dimensión de la fruta.
Compotera: El cáliz de la dulzura.
Compra: Adquisición truecada por vida.
Comprador, -ra: Estadio de enajenación del ser marketinializado.
Comprar: La adicción del capitalismo.
Comprender: Una ilusión humana.
Comprensibilidad: La aceptación de la ignorancia propia.
Comprensible: Todo aquello más pequeño a nuestro cerebro.
Comprensión: Perceptible de entendimiento.
Comprensivo,-va: Persona capaz de ver más allá de su ombligo.
Compresa: La libertad femenina.
Compresión: La presión en prisión.
Compresor, -ra: La catapulta de los fluidos.
Comprimido, -da: Persona empequeñecida por la presión cultural.
Comprimir: Acción ejercida del coste de la vida sobre los salarios.
Comprobación: El Tomás contemporáneo.
Comprobante: La carga de la prueba.
Comprobar: El recelo de la perfección humana.
Comprometedor, -ra: Vergüenza escondida.
Comprometer: Embudo violento.
Compromiso: Hacer lo que se piensa y siente.


Última entrada relacionada: Cohabitar / comedor, -ra  XVIIª Entrada