domingo, 10 de enero de 2016

Diccionario del Alma (cargo/cataluña) XIIIª Entrega

Tras dos años y medio de parada, pues la última entrega fue en junio de 2013, retomo el "Diccionario del Alma" allí donde lo dejé con la misma paciencia y motivación que quien tiene un macro puzzle inacabado, sabedor que lo divertido está en el viaje del proceso. Para quienes lo conocen, saben que éste no es un diccionario al uso, sino que describe el eco que cada palabra resuena en mi alma (en un momento concreto y determinado de mi vida, lo que son susceptibles de continua revisión, pues yo -como todos-, no soy nunca siempre igual), por lo que no están todas las palabras sino tan solo aquellas que siguen este criterio.

Cargo: Usurpador de la identidad personal.
Cariátide: Símbolo del peso del mundo sobre la mujer.
Caricatura: La vida en sociedad.
Caricaturesco, -ca: Comportamiento no natural.
Caricaturista: Psicólogo de las formas sociales.
Caricaturizar: El arte de los poses de la moda de turno.
Caricia: El lenguaje del alma.
Caridad: Una variante de la injusticia social.
Caries: La erosión de la fragilidad humana.
Cariño: El eslabón intermedio entre el afecto y el amor.
Cariñoso, -sa: El baile de quien quiere algo.
Caritativo, -va: Un analgésico moral.
Cariz: Lo visible, frente a lo que no se ve.
Carmelitas: Uno de los muchos caminos del silencio y el recogimiento.
Carmesí: Color dual en su intensidad: la exaltación del placer y/o del dolor.
Carmín: El espíritu libre del placer.
Carnal: La fuerza que mueve el mundo.
Carnaval: Una sociedad donde poderoso caballero es Don Dinero.
Carnavalesco, -ca: El frenesí diario de los parqués de las Bolsas mundiales.
Carnaza: Las clases populares.
Carne: Un vestigio de nuestra primitividad.
Carnero: (Satánico) El endiosamiento de la naturaleza oscura del ser humano.
Carnet: Un pase selectivo de acceso.
Carnicería: 1. Escaparate de la naturaleza carnívora del hombre. 2. Mostrador de la insensibilidad humana frente a los animales.
Carnicero, -ra: Un mercader de la muerte animal.
Carnívoro, -ra: La raíz yacente de nuestra especie.
Carnosidad: El exceso de sociedades desequilibradas.
Caro, -ra: 1. Término relativo dependiendo del observador. 2. Escala de selección de consumidores.
Carolingio, -ia: Una muestra de la caducidad del poder.
Carótida: El aliento del cerebro.
Carpa: (Pez) La fuerza de adaptación de la vida.
Carpanta: (Personaje). La socialización del hambre violento de la posguerra española hecho dibujo.
Carpeta: Un bolsillo más grande.
Carpetazo: Un adiós definitivo.
Carpintería: El poder creativo de otorgar la eternidad a los árboles.
Carpintero: El alquimista de la madera.
Carraca: (Herramienta) La barita mágica de las herramientas.
Carraspear: El canto grave de una garganta semiahogada
Carrera: El medio natural de la competitividad.
Carrete: La rentabilidad del espacio.
Carretera: 1. La humanización de la Tierra. 2. Cordones umbilicales de las ciudades.
Carretilla: El aligeramiento de lo pesado.
Carretón: Un cajón con ruedas.
Carril: Una pauta de comportamiento social hecha asfalto.
Carro: El antecedente de los motores de combustión.
Carrocería: El maquillaje de la ingeniería.
Carroña: El Master Class de la Naturaleza en reciclaje.
Carroza: Yo, según mis hijas.
Carruaje: Un carro VIP.
Carta: Un email de museo.
Cartabón: Una de las llaves de medida en el mundo de las formas del hombre.
Cartaginés, -sa: El primer comerciante global.
Cartapacio: El mantel del escritorio.
Cartear: Mantener un diálogo sordo.
Cartel: El deseo de destacar.
Cartera: La funda de nuestro código de barras.
Cartero: El cable USB del papel
Cartílago: (Rodilla) El punto débil del orgullo.    
Cartilla: Cuenta cuentas.
Cartografía: El mundo en un puño.
Cartógrafo, -fa: Dibujante de lugares y caminos.
Cartomancia: El oráculo de los Arcanos.
Cartón: Papel rico en sedimentos.
Cartucho: La carcasa de la muerte.
Cartujo: Maestro de las bebidas espirituosas.
Cartulina: Un papel a más. Un cartón a menos.
Casa: Un derecho.
Casado, -da: Persona comprometida con otra en compartir el camino de un mismo viaje.
Casamiento: Cruce de caminos.
Casar: (-se) Festejar el inicio de un viaje.
Cascabel: El murmullo de los ángeles.
Cascada: 1. Las ondinas jugando a volar. 2. La orquesta sinfónica del agua.
Cascado, -da: El efecto de una vida intensa.
Cáscara: Protección.
Cascarón: El cuerpo humano.
Cascarrabias: La personalidad de la frustración.
Casco: Un doble cráneo provisional.
Cascote: (Construcción) La huella de un pasado que ya no es.
Caseína: El espíritu de los lácteos.
Caserío: La autosuficiencia de una vivienda.
Casero, -ra: Comerciante de un derecho social.
Caserón: Una casa de alma grande.
Casi: Un intento a medias.
Casilla: Una etiqueta en tres dimensiones.
Casillero: Una colmena de pertenencias.
Casino: 1. La perversión del juego. 2. La legalización de la avaricia. 3. Un entretenimiento solo apto para ricos.
Caso: La singularidad de una circunstancia.
Caspa: Un suvenir de la muerte sobre nuestras cabezas.
Casquete: (Polar) La existencia de vida bajo cero.
Casta: La perseverancia del poder en el tiempo.
Castañero, -ra: El tamborilero del fuego.
Castaño, -ña: Un color con identidad propia.
Castañuela: La percusión de vacíos que se encuentran.
Castellanada: El relleno lingüístico por carencias.
Castellano, -na: 1. La segunda lengua de la humanidad contemporánea. 2. La vida tras la muerte del latín.
Castidad: 1. La negación de un impulso natural. 2. La transgresión activa del instinto de supervivencia de la vida.
Castigar: 1. Coartar la libertad ajena. 2. Acción correctora de la conducta humana.
Castigo: Corsé sociabilizador.
Castillo: Un símbolo de desigualdad humana.
Castizo, -za: Una falacia.
Castor: Ingeniero animal de diques.
Castrar: Violación a la dignidad humana.
Castrense: La secularización de la fuerza.
Casualidad: El idioma del destino.
Casuística: La ciencia de las justificaciones.
Cata: La sentidología (ciencia de los sentidos).
Cataclismo: Cambio de rumbo forzoso.
Catacumbas: El submundo de la muerte.
Catador: Un sensitivo.
Catalán, -ana: Una mezcla de pueblos y culturas.
Catalanismo: La búsqueda y creación de una singularidad entre la pluralidad.
Catalanizar: Todo lo que intenta “-nizar” es por despecho.
Catalejo: 1. Ver más allá de tus propias narices. 2. Vislumbrar horizontes nuevos.
Catalogar: Controlar la incertidumbre.
Catálogo: 1. Mente cuadrada y estanca. 2. Herramienta de autoprotección.
Cataluña: Un corredor (paso) de la humanidad.


Artículo relacionado: