miércoles, 2 de octubre de 2013

Si quieres ser feliz, redescubre tu sencilla naturaleza

Es increíble lo que nos puede hacer sentir un espectáculo de sombras chinas, ¿verdad? Y al final, todos sabemos que se reduce a un juego de sombras proyectadas cuyo universo ilusorio es creado tan solo por las manos del artista. Pues lo mismo sucede con nuestros sentimientos, los cuales nos parecen todo un universo insondable al que no podemos ni abarcar ni controlar –y que en definitiva determinan la calidad de nuestra propia vida-, pero que realmente no son más que sombras proyectadas de solo cuatro emociones primarias: Alegría, Tristeza, Rabia y Miedo.

(Para no hacer cansino el artículo, al final del mismo relaciono una lista de sentimientos agrupados en las cuatro emociones primarias que utilizo en el Método Terapéutico Ananda)

Sí, queremos creernos seres muy complicados y sofisticados –para así alimentar a nuestros egos-, pero lo cierto es que somos seres muy sencillos, tanto que podemos reducir nuestro mundo sentimental a cuatro emociones primarias. Tal cual los cuatro compases en música que pueden crear una infinidad de partituras musicales, y que a su vez pueden subdividirse en compases/emociones binarias o terciarias: Alegría-Tristeza, Alegría-Rabia, Alegría-Miedo, Tristeza-Rabia, Tristeza-Miedo, Rabia-Miedo, Alegría-Tristeza-Rabia, Alegría-Tristeza-Miedo, Tristeza-Rabia-Miedo, etc. O como la combinación binaria de ceros y unos (01) del lenguaje informático, cuya multiplicidad de combinaciones nos asombra en la potencialidad que muestran ordenadores y demás mecanismos con base tecnológica, pero que en definitiva se reduce a ceros y unos, máxima bien conocida por cualquier informático a la hora de manipular un ordenador por sencillo o complejo que parezca.

Así pues, y a la luz de la breve exposición a modo de introducción expuesta, ahora podemos entender con lucidez que no podemos desbloquear y sanar nuestras vidas si nos quedamos en la superficie del novillo de sentimientos (o sombras chinas) en el que estamos encadenados, en vez de ir a su raíz.

Y, ¿cómo sabemos si estamos bloqueados y enfermos emocionalmente?. La respuesta la encontrarás en tu nivel de felicidad contigo mism@ y con la vida. A mayor estado de autoconciencia de felicidad, mayor nivel de salubridad emocional. Y, en contraposición, a menor estado de autoconciencia de felicidad, mayor nivel de insalubridad emocional. Este es un ejercicio de examen sencillo, fácil y rápido, ya que solo tienes que volver la mirada hacia tu interior; así como irrefutable, ya que tu corazón –en contraposición con la naturaleza de la mente- no puede mentirte ni enredarte.

La verdad es que podemos elegir vivir en o fuera de un estado de conciencia de felicidad, pero lo cierto es que no hay nada inteligente en no ser feliz, ya que al final todos buscamos lo mismo: ser felices, y nadie va a vivir la vida por ti.

Para poder alcanzar un nivel de salubridad emocional y vivir en un estado de conciencia de felicidad contigo mism@ y con la vida debemos tener claro,

1.-Que las sombras chinas emocionales que nos envuelven, entretienen, despistan y desgastan, son solo eso, sombras, y que por tanto no debemos regocijarnos en ellas.

2.-Que las sombras chinas se crean a partir de estructuras de pensamiento (cuya naturaleza es profundamente social), que a su vez generan sentimientos muy culturalizados, que mantenidas en el tiempo crean estados de ánimo en la persona.

3.-Que para disipar las sombras chinas y desbloquear y sanar los estados emocionales negativos que nos permitan vivir en un estado de conciencia de felicidad, debemos modificar nuestra estructura de pensamientos y sentimientos (dos caras de una misma moneda).

4.-Que todo este proceso requiere, indispensablemente, de una actitud activa por nuestra parte, puesto que los maestros, coaches o terapeutas guían el camino, pero solo nosotros podemos hacer el cambio, puesto que se trata de un cambio interno.

5.-Que al cambiar internamente cambiamos externamente, ya que nuestro mundo exterior es un reflejo de nuestro mundo interior.

6.-Que la Felicidad es un poderoso camino de sabiduría personal, puesto que nos enseña a vivir de una manera sana emocionalmente con nosotros mism@s y con la vida.

Y, 7.-Que el sendero hacia un estado de conciencia de la felicidad es un camino de reconexión con nosotr@s mism@s y de regreso a nuestra sencillez como seres, donde el Corazón se convierte en Maestro y marca los pasos de la mente.

Si quieres conocer técnicas de aplicación práctica muy sencillas para modificar nuestras estructuras de pensamientos y sentimientos hacia una vida feliz, te invito a que te descargues gratis el libro: El Manual del Guerrero Blanco, corpus del conocimiento en el que se basa la Terapia de la Felicidad, llamada Terapia Ananda.

Vive y Sé Feliz, pues tú, como todos, tienes derecho a ser feliz desde el instante que viniste a este mundo para hacer de él un lugar cada día mejor!


Artículos relacionados:


Lista de relación de Emociones / Sentimientos:

Emoción Alegría
Sentimientos Relacionados: Aceptación, admiración, adoración, alivio, amor, atracción, autorrealización, autoridad interna, cariño, compasión, contento, curiosidad, deleite, deseo, determinación, empatía, encaprichamiento, ensoñación, entusiasmo, esperanza, euforia, exaltación, excitación, éxtasis, fascinación, felicidad, fortaleza, gozo, gratitud, impaciencia, interés, intriga, júbilo, libertad, optimismo, paciencia, pasión, paz, piedad, placer, plenitud, presencia, rebeldía, respeto, satisfacción, seguridad, simpatía, sorpresa, templanza, ternura, tranquilidad, valentía.

Emoción Tristeza
Sentimientos Relacionados: Abatimiento, aburrimiento, aflicción, angustia, ansiedad, apatía, apego, arrepentimiento, asombro, ausencia, aturdimiento, autocompasión, condolencia, confusión, congoja, culpa, decepción, derrota, desaliento, desamparo, desánimo, desconcierto, desconsuelo, desesperación, desilusión, desmoronamiento, depresión, duelo, estupor, falta de realización, humillación, incredulidad, indiferencia, infelicidad, impotencia, insatisfacción, lástima, melancolía, nostalgia, pena, perdido, pesadumbre, pesimismo, pereza, preocupación, rechazo, remordimiento, soledad, sorpresa, sufrimiento, tormento.

Emoción Rabia
Sentimientos Relacionados: Agresividad, amargura, ambición, ansiedad, asco, aspereza, avaricia, celos, codicia, cólera, desafío, deseo, despecho, desprecio, encaprichamiento, enfado, enojo, envidia, exaltación, fastidio, frustración, furia, hastío, hostilidad, indignación, interés, intriga, impotencia, ira, irritación, lujuria, malicia, malhumor, obstinación, odio, orgullo, prepotencia, rebeldía, rechazo, recelo, rencor, repugnancia, resentimiento, sufrimiento, valentía, venganza.

Emoción Miedo
Sentimientos Relacionados: Alarma, angustia, ansiedad, apego, arrepentimiento, baja autoestima, bloqueo, carencia, desasosiego, encarcelamiento, espanto, estrés, fobia, histerismo, horror, inquietud, intriga, interés, impotencia, inseguridad, intranquilidad, obstinación, pánico, perdón, pavor, respeto, rechazo, remordimiento, sospecha, sumisión, sorpresa, sufrimiento, timidez, temor, terror, vergüenza.