lunes, 15 de abril de 2013

Diccionario del Alma (Atronador-Bancarrota) VIª Entrega


Atronador: Explosión de una energía concentrada.
Atropellar: Traspasar el espacio de intimidad.
Aturdido: Persona embriagada por las sensaciones externas.
Audaz: La sensibilidad enfocada.
Audible: El habla del corazón.
Augurio: Un salto de conciencia en la línea del espacio-tiempo.
Aula: Ventana hacia la libertad o centro de adoctrinamiento.
Aumentar: Potenciar una opción en detrimento de otra.
Aunar: Forma del principio cohesionador del Universo.
Ausente: Persona que desconecta su conciencia.
Austeridad: El principio de ligereza en el transcurso del viaje personal.
Auténtico: Persona que se ha reencontrado a sí mismo.
Autobiografía: Una anécdota.
Autóctono: Originario del mundo.
Autógrafo: El sello del ego.
Autómata: La persona ausente.
Autonomía: Capacidad innata de desarrollo existencial de toda persona.
Autopista: 1. Frágiles trazos sobre la piel de la poderosa madre Tierra. 2. Caminos de acceso al redescubrimiento del sentimiento de una humanidad global.
Autor: Un canalizador de ideas que siempre han existido.
Autoridad: La responsabilidad de la gestión del poder personal delegado.
Autoritario, -a: Persona que se siente poco querida.
Autorización: Ayudar a gestionar los tiempos de las acciones.
Autosugestión: 1. Focalización de un poder personal en dirección a uno mismo. 2. Método para cambiar el exterior desde la transformación interior.
Auxiliar: Un deber con nuestros prójimos.
Auxilio: Un grito del alma.
Aval: La desvaloración de una persona.
Avanzado: Persona que ha llegado a un estadio en el que nosotros aún no hemos llegado.
Avanzar: El proceso natural a cada respiración.
Avaricia: La necesidad de cubrir un vacío interior.
Avatar: Un ser en comunión con los elementos de la naturaleza.
Ave: Una especie privilegiada.
Avellano: Un árbol donador de sabiduría y buena suerte, cuyas ramas se utilizan ancestralmente como varita bifurcada para encontrar agua.
Aventajar: Abrir el camino.
Aventura: El viaje de la vida.
Avergonzado, -a: La consciencia consciente
Avestruz: La mentira de la mente.
Aviador: Persona que tiene activada la memoria celular espacial.
Avisar: Saltar en el tiempo.
Avispa: La sociabilización del insecto.
Ayer: La semilla del hoy.
Ayunar: Ejercicio de higiene.
Azada: 1. La mano artificial del hombre en el ciclo de la vida. 2. Un instrumento de doble filo sujeto a la intencionalidad moral de quien la empuña.
Azafata: 1. La persona reducida a un adorno. 2. Reflejo de una sociedad poco desarrollada a nivel de sabiduría colectiva.
Azafrán: El óleo de los fogones.
Azar: 1. Aquello que sucede cuando no ponemos atención en seleccionar entre los diferentes futuros posibles. 2. El resultado de nuestra distracción.
Azúcar: 1. Punto de equilibrio en la vida. 2. Un excitador natural.   
Azufre: El elemento del inframundo.
Azul: 1. La vibración de la luz en la serenidad insondable. 2. El color de la eternidad.
B
Baba: La señal inconfundible de la infancia o del retorno a la infancia.
Babero: Falta de control.
Babia: Persona que vive autodesterrada de su realidad.
Babilónico: Los guardianes de la tradición del Arca de Noé.
Babosa: Persona que perdió su dignidad en algún punto del camino.
Bacanal: Una embriagadez de los sentidos cuya resaca reseca el alma.
Bacante: Un espacio a cubrir.
Bacteria: 1. Una de tantas manifestaciones a escala de la vida. 2. Demostración de nuestra interdependencia biológica. 3. Examen de humildad al conocimiento.
Báculo: La necesidad de simbolizar el poder.
Bache: Toque de atención a mantener la conciencia despierta.
Bachillerato: Embudo sociabilizador de espíritus libres.
Bagaje: 1. El conocimiento experimentado. 2. Una carga para el desaprendizaje. 3. El refuerzo de una posible identidad falseada.
Bahía: Un espacio de amor entre el mar y la tierra.
Bailar: 1. La risa alegre de las células.  2. Una poderosa terapia emocional.
Bailarín, -a: Persona que busca la libertad.
Baile: 1. El canto del cuerpo. 2. Meditación activa.
Baja: Referente de ascenso de otro punto determinado interconectado.
Bajamar: El mar descansando.
Bajar: Una percepción espacial.
Bajeza: 1. Una percepción moral. 2. Acto de quien se ha abandonado.
Bajo: Medida relativa.
Bajón: Fuga de energía vital.
Bajorrelieve: La sutileza del arte.
Bala: 1. La consciencia activa del asesino. 2. El desprecio por la vida.
Balance: Intento de elevar a la categoría de verdad la manipulación de un resultado.
Balancear: Un ejercicio que nos conecta con el instante presente.
Balancín: El acunador de los mayores.
Balanza: La equidad de la materia.
Balbucear: El lenguaje de la inconsciencia.
Balcón: Un espacio ganado al vacío.
Baldío: Una ilusión temporal.
Baldosa: La búsqueda de la belleza.
Bálsamo: La eternidad.
Ballena: El mar dentro del mar.
Ballenero: El poder exterminador de la inconciencia.
Ballesta: La meditación hecha flecha.
Ballet: La capacidad de centrarse interiormente.
Bambú: Maestro de flexibilidad.
Banana: La ofrenda del platanero.
Banca: La catedral del culto al dinero.
Bancal: La belleza de la convivencia entre hombre y naturaleza.
Bancarrota: El exceso de gula.


Índice-Link Retrospectivo: