martes, 2 de abril de 2013

Diccionario del Alma (Anunciación-Arroba) IVª Entrega


Anunciación: Enseñar lo que no se ve.
Anverso: Una de las caras de una misma moneda.
Anzuelo: La perdición del pez.
Añejo: La frontera de la transformación.
Año: Una milésima de segundo para la vida
Añoranza: 1. Sentimiento de aquel que vive entre fantasmas. 2. Estado febril en que la mente se ancla en el pasado.
Apagar: Interrumpir temporalmente un flujo.
Aparador: Un acto de transparencia.
Aparentar: Intento de ser lo que no se Es.
Apariencia: El reflejo de aquello que los demás ven.
Apasionado, -a: La vida impulsándose.
Apático, -a: Quien tiene debilitado su cordón umbilical con la propia vida.
Apego: 1. La lucha de la mente por no avanzar. 2. Prueba en el camino de la transformación personal. 3. Intento febril por evitar lo inevitable: la impermanencia.
Apellido: Una identidad postiza que intenta confundir al yo verdadero.
Apertura: El estado natural de un corazón sano.
Apetito: Un impulso sugestivo y moldeable.
Aplastar: Síntoma de un espíritu desconectado con su origen.
Aplaudir: 1. Capacidad de divertirse. 2. Anclaje en el instante del momento presente.
Aplazar: 1. Miedo a enfrentarse a una responsabilidad. 2. Cargar la mochila personal.
Aplicado, -a: Persona que sabe lo que quiere.
Aplomo: Espíritu disciplinado.
Apogeo: 1. El principio del descenso. 2. Manifestación de una posición en el movimiento pendular que rige todo en la vida.
Apoltronarse: Proceso de ensoñamiento espiritual.
Aportación: Lo que viene a hacer toda persona desde que nace.
Aportar: Llevar lo que no hay.
Apóstol: Mensajero del corazón.
Apoyar: Acto que se deben todas las personas entre sí.
Apreciar: Un gesto de respeto.
Aprehender: Cualidad de la mente para construirse como el Yo de los otros.
Aprender: 1. Cualidad de la mente para relacionarse con su mundo más próximo. 2. Sociabilización de cómo ver, entender y enjuiciar el mundo.
Aprendiz: Aquel que busca la especialización de una maestría.
Aprensivo: 1. Persona con una fuerte imaginación. 2. Capacidad de autosugestión.
Apresar: Coartar la libertad.
Apresuramiento: Ir a destiempo con el ritmo de la naturaleza.
Apretar: Intento de contener temporalmente lo incontenible.
Aprisa: Percepción de la velocidad del tiempo cuando vivimos fuera de nosotros.
Aprobación: Ceder nuestro grado de autoestima a terceros.
Aprobar: Un sentimiento personal.
Apropiado: Alcanzar un estado de conciencia de armonía con nosotros mismos y con los demás.
Aprovechar: Ver la mano que tiende la vida.
Aproximación: La eterna asignatura pendiente del ser humano.
Aproximadamente: La capacidad máxima de ver por parte de la mente.
Aptitud: 1. Capacidad innata individual con la que nace toda persona. 2. La llave para alcanzar el propósito en la vida.
Apto: Una visión limitada de la aportación de las personas.
Apuesto, -a: La manifestación narcisista del ego.
Apuñalar: La locura de intenta matar lo eterno.
Aquietar: El arte de controlar la mente.
Arañar: Lo que el intelecto hace para llegar a la verdad.
Arbitraje: Una responsabilidad solo para personas elevadas espiritualmente.
Arbitrariedad: La definición del acto humano.
Árbol: 1. Maestro ancestral. 2. Guardián de la vida en la Tierra.
Arca: Donde la magia se manifiesta.
Arcángel: Fuerza primigenia.
Arcano: Clave de acceso al conocimiento del reencuentro con uno mismo.
Arcilla: Donde habita el alma.
Arcoiris: La divinidad sonriendo.
Archivar: Cerrar una puerta.
Ardiente: 1. Un grado regulable. 2. El anuncio de una transformación.
Ardor: Alarma de saturación de nuestro centro energético.
Arduo: Sensación que tenemos al hacer todo aquello que está fuera de nuestro medio natural.
Arena: La infancia de las rocas.
Argot: 1. Manifestación de la fuerza creadora del lenguaje. 2. La riqueza de la diversidad.
Argumento: Tantos, como hombres existen en el planeta.

Ariadna: (Hija) El ángel de la alegre tempestad. 
Árido: Espacio donde la vida habita a otra escala.
Arista: Un anclaje al momento presente.
Aristocracia: Una responsabilidad social con la comunidad.
Aritmética: Un espejismo en un Universo multimensional.
Arma: La sombra hecha carne.
Armadura: Falta de fe en la fortaleza de la energía del hombre.
Armonía: El estado de paz interior.
Aroma: La belleza ascendida.
Arpa: El aire desnudado en música.
Arqueología: El respeto por los orígenes.
Arquetipo: Una pauta para el aprendizaje.
Arquitectura: Una demostración de nuestra esencia tecnológica.
Arraigo: Enriquecimiento de un espacio.
Arrancar: Crear un vacío.
Arrasar: Carencia de respeto.
Arrastrar: Causa que genera el mismo efecto en sentido contrario.
Arrebatar: Sentimiento de pérdida de lo que no se posee.
Arreglar: Armonizar las energías.
Arremangar: Un acto de equidad humano.
Arremeter: Desahogar tu parte de responsabilidad en el otro.
Arrepentirse: El primer síntoma de una curación.
Arriba: Reflejo fractal de lo que hay abajo.
Arriesgar: Apostar por tus sueños.
Arrimar: Intento de mimetismo.
Arrinconar: 1. Forzar la concentración de una energía. 2. Provocar la expansión de lo arrinconado.
Arrítmico: Parte incomprendida del ritmo.
Arroba: 1. Espiral que permite atravesar el espacio a tiempo real. 2. Puente de encuentro de la humanidad.


Índice-Link Retrospectivo: