martes, 12 de marzo de 2013

Diccionario del Alma (Aflicción-Alternativa). IIª Entrega


Aflicción: Sentimiento de culpa o de pérdida.
Aflorar: Abertura del alma.
Afonía: Bloqueo emocional de quien no puede expresar su verdad.
Afortunado, -a: Aquel que está sintonizado con el flujo mágico de la vida.
Afrontar: Responsabilizarse.
Afuera: Todo aquello que sale de dentro.
Agarrado, -a: Persona que vive en el espíritu de la carencia.
Agenda: 1. El mayor invento de hacedor de cosas, aunque no hayan cosas por hacer. 2. Embaucador del tiempo.
Agitación: La exaltación de lo sereno.
Agitador, -a: 1. Despertador de consciencias. 2. Persona que huye de la intimidad de la serenidad.
Aglomeración: Falta de respeto por el espacio personal del otro.
Agnóstico: Dios que juega a negarse.
Agobiado, -a: Estado emocional de la persona que no vive en el presente.
Agonizar: Tránsito sin conciencia entre dos vidas.
Agotamiento: Uso incorrecto de la energía vital.
Agraciar: Necesidad de sentirse querido.
Agradable: Actitud ante la vida.
Agradecer: Una de las oraciones más poderosas del Universo.
Agradecido, -a: Vivir en continuo estado de gracia.
Agravio: Síntoma de un ego sensible.
Agresor: Persona que no valora ni respeta a su prójimo como persona.
Agricultor, -a: Chamán de la madre tierra.
Agua: 1. La vida manifestada en líquido. 2. El elemento del oeste y la madurez.
Aguardar: Acción que implica respetar los ritmos de los tiempos.
Agudizar: Trabajar los sentidos.
Águila: El animal de poder de la libertad, la amplitud de miras y el renacimiento.
Aguja: Un tesoro en un pajar. 
Agujero: (plural) El estado natural de nuestra realidad.
Agustino: El que busca la verdad a través del camino de la mendicidad.
Ahí: La distancia que te separa del aquí.
Ahogado, -a: Percepción emocional subjetiva creada por una realidad reemplazable.
Aire: 1. La exhalación de la vida. 2. El elemento del este y el nacimiento.
Aislamiento: Una ilusión de los sentidos.
Ajustar: Dedicación y respeto por el trabajo bien hecho.
Ajusticiar: Continuar la cadena del dolor humano.
Alabanza: Cántico del alma.
Alado: Persona que ha superado su proceso de metamorfosis.
Alardear: Comportamiento infantil.
Alarmante: Todo aquello que atenta contra los derechos fundamentales de la vida digna de cualquier persona.
Alarmista: Persona que se alimenta del miedo.
Alba: La esperanza de un nuevo día.
Albañilería: El arte perdido de vivir en comunión con nuestro entorno.
Albedrío: 1. Un acto que, sin conciencia, no es libre. 2. Muchos hablan de él y pocos lo tienen.
Albergue: El descanso de los buscadores.
Alboroto: Situación creada por personas que viven fuera de sí.
Álbum: El mueso de la memoria emocional.
Alcalde, -sa: 1. El gestor del bienestar social a escala local. 2. Un guardián del bien colectivo.
Alcantarillado: Una parte de nosotros que nos resistimos a aceptar.
Alcohol: Un alterador de la conciencia.
Alcohólico, -a: Persona sensible que huye de su realidad.
Aldea: Un espacio de aproximación a la comunión entre el hombre y la naturaleza.
Aleatorio: Sin pauta predeterminada a los ojos del hombre.
Alegoría: El conocimiento hecho imagen.
Alegría: 1. Estado de conexión con nuestro corazón. 2. Efecto producido en quienes se permiten soñar.
Alejamiento: Un espejismo de la mente humana.
Alentar: La pauta pedagógica más importante en todo aprendizaje.
Alergia: 1. Manifestación de rechazo a alguna situación de nuestra vida. 2. Estado febril de nuestro cuerpo emocional.
Aletargamiento: Pérdida de conexión con nosotros mismos.
Alfarero, -a: Aliento creador de la tierra.
Algarabía: 1. Lugar donde se ha desterrado el espacio interior. 2. Espacio solo exterior.
Algarrobo: 1. Árbol protector del descanso y del sueño. 2. Guardián humilde que encierra saberes ancestrales de magia, gastronomía y economía.  
Alguien: Una persona
Alguno: Otra persona
Alhajar: Desvalorizar lo alhajado
Alianza: La suma de las partes.
Alias: Camuflaje del yo verdadero.
Aliciente: El alimento de la motivación.
Alienable: 1. Todo aquello que no sea sagrado. 2. Nada
Alienado: El que vive hacia fuera.
Aliento: Una de las muchas formas de respiración de Dios.
Aligerar: La práctica del sabio.
Alimentar: Acto con el que se nutre cuerpo, mente, corazón y espíritu de toda persona.
Alimento: Todo aquello visible e invisible con lo que nos alimentamos.
Alineación: El estado natural de la relación mente-corazón.
Alisar: Acción con la que se rebajan las aristas de las emociones.
Aliviar: Parte de la búsqueda del camino interior.
Alma: Lo que Soy.
Almacenar: Hábito de quien mira el futuro con recelo.
Almeja: Un Universo propio dentro del océano.
Almendra: Un símbolo crístico.
Almendro: 1. El que anuncia la primavera. 2. Árbol sanador.
Almohada: 1. El somnífero de la mente. 2. La confidente personal.
Almorranas: Incapacidad de depurar de nuestra vida lo que no nos conviene.
Alpargata: De lo poco que necesitas para hacer el viaje.
Alpinista: Una parte de la montaña.
Alquimia: 1. El arte de transformar al hombre de plomo en un hombre de oro. 2. La transformación profunda del pensador.
Alrededor: Nuestra realidad más inmediata.
Altar: Una puerta a nuestro mundo interior.
Altavoz: Un instrumento poco efectivo para quien no escucha.
Alterable: La vida misma, de manera constante.
Alteración: El Universo en continuo movimiento.
Alternativa: La puerta que vemos cuando nos paramos a mirar.


Índice-Link Retrospectivo: