jueves, 7 de marzo de 2013

Diccionario del Alma (Abandonar-Afirmación). Iª Entrega.


Esta obra es fruto de una idea que como una chispa irrumpió mi sueño hace unas semanas. Sé que va a llevar su tiempo finalizarla, ya que no le dedico un tiempo exclusivo sino que me lo tomo como un entretenimiento en los ratos libres, por lo que el único objetivo es el de disfrutar del proceso. No obstante, para no despistarme del recorrido del viaje y perderme las sorpresas que me guardan en el camino, intentaré publicar semanalmente en el blog dos páginas del diccionario por orden alfabético. Como veréis, no es un diccionario al uso, sino que describe el eco que cada palabra resuena en mi alma, por lo que no están todas las palabras sino tan solo aquellas que siguen este criterio. A la espera que esta obra colabore en percibir el mundo desde otra perspectiva, comenzamos este diccionario por la palabra “Abandonar”.

A
Abandonar: 1. Dejar de ser fieles a nuestro sueño. 2. Rectificar el rumbo.
Abarcar: El diámetro que mide nuestra capacidad de atención.
Abastecimiento: Todo aquello que nos ofrece diariamente la vida para vivir, aunque no lo veamos. 2. Sentimiento de no carencia.
Abatimiento: Desprotección de nuestra autoestima
Abecedario: El código del lenguaje de la mente.
Abierto: El Universo.
Abismo: Visión limitada de la evolución completa de un proceso.
Abofetear: Pegar al otro lo que no te gusta de ti mismo.
Abominación: Toda acción fruto de nuestra desconexión con la vida.
Abono: La fuerza de la vida jugando a esconderse.
Abrazo: El beso del corazón.
Abreviar: El atajo de la cultura express.
Abrir: Dejar fluir.
Abrumador: Quien ha desistido de ser uno mismo para convertirse en parásito de otros.
Absoluto: Dios
Abstenerse: Ejercicio de higiene mental y/o emocional.
Absurdo: La lógica humana diseñando dogmas universales dentro de su mundo de creación propia.
Abuelo, -a: Estado de madurez en el que el conocimiento se hace sabiduría.
Abundancia: El secreto que guarda el velo de la carencia.
Aburrimiento: Ceguera ante el continuo espectáculo múltiple de la vida
Abusivo: Persona que se siente pobre.
Acabar: Fin de un ciclo.
Academia: La catedral de la mente.
Académico, -a: Sacerdote de la Academia.
Acampada: Necesidad de reconexión.
Acaparar: 1. Disfunción emocional. 2. Necesidad de suplir carencias.
Acariciar: Regalar cariño.
Acatar: 1. Respeto a la autoridad moral. 2. Ceder el poder personal a terceros.
Acceder: Permitir que cada uno recorra su propio camino de aprendizaje.
Accesible: Quien está seguro de sí mismo.
Accidentado: Efecto resultado de una causa previa.
Acción: Materializar una idea en el mundo de las formas.
Aceleración: Proceso natural de una mente descontrolada.
Acentuar: Poner énfasis en lo importante.
Aceptación: 1. Búsqueda de sentirse integrado. 2. Estado de presencia.
Acercamiento: Ejercicio de sanación.
Acertar: Dato estadístico dentro del proceso prueba-error.
Acobardar: Acto represivo de un cobarde.
Acoger: Compartir amor.
Acomodación: La oxidación de la capacidad creativa. 
Acompañar: Caminar al lado de alguien, sin interferir en su camino.
Aconsejar: Iluminar el camino.
Acontecimiento: Lo que sucede y es.
Acordar: Ceder para acercar.
Acosar: Dícese de alguien que aún no se ha dado cuenta que es un ser completo.
Acostumbrado, -a: Estado de letargo existencial.
Acreditar: Acción propia de un mundo desconfiado.
Acróbata: Dícese de quien busca el equilibrio como punto medio.
Actitud: Lo que nos diferencia en la vida.
Activar: 1. Acción que nos permite poner en funcionamiento lo necesario para desactivar lo innecesario. 2. Acto de continua elección.
Actividad: El reflejo de lo que pensamos y sentimos.
Activo: Quien se manifiesta vivo.
Actor, actriz: 1. El rol existencial de la inmensa mayoría de las personas occidentales. 2. Quien vive una vida que no es la propia.
Actualidad: 1. Aquello que dictan los Mass Media. 2. La distracción de nosotros mismos.
Acumular: Construir una identidad propia mediante bienes materiales.
Acunar: Un acto de puro amor.
Acusador, -a: Reacción natural de una persona con complejo de inferioridad.
Adaptación: Proceso de aprendizaje.
Adecuado: Conclusión personal a la que se llega cuando mente y corazón están alineados.
Adelgazar: Prueba de voluntad.
Adición: Carencia emocional.
Adiós: El hola a un nuevo ciclo.  
Adivinar: Capacidad de conectarse con el flujo atemporal de la energía que crea los futuros posibles de nuestro Universo.
Administrar: La responsabilidad de velar por un bien propio o colectivo, tangible o intangible.
Admiración: Un reflejo de lo que anhelamos.
Admisión: Un acto de presuntuosidad.
Adoctrinar: 1. Controlar. Subyugar. 2. Proceso de despersonalización.
Adolescencia: Estado de rebeldía frente al adoctrinamiento.
Adopción: Un acto de inteligencia amorosa.
Adoración: Práctica de quien aún no ha visto a Dios en él/ella.
Adormecimiento: Estado común de una sociedad tras su adoctrinamiento.
Adornar: Incapacidad visual a la belleza de la esencia de las cosas.
Adquisición: Trofeo de valor social.
Aduana: 1. La demencia de los hombres en poner fronteras a la madre Tierra. 2. Reflejo del grado de evolución de humanidad del hombre.  
Adueñarse: Tomar como propio algo ajeno.
Adulterar: Modificar su naturaleza primera.
Adulterio: Un concepto cultural dependiendo de cada sociedad.
Adulto: Aquella persona que crece por dentro.
Aeropuerto: Puertas de interconexión planetaria.
Afable: El estado natural del espíritu humano.
Afectuoso, -a: Muestra de una persona afable.
Afeminado: Persona con mayor energía femenina que masculina.
Afianzar: 1. Miedo a perder. 2. Voluntad de perdurar.
Aficionado, -a: El que aún no se ha convertido en iniciado.
Afiliado, -a: 1. Persona adoctrinada. 2. Peón de una estructura de poder.
Afinidad: Cuando dos energías vibran en la misma frecuencia.
Afirmación: Declaración absoluta que no implica que sea verdad.