lunes, 4 de febrero de 2013

Sueña y activarás la magia para crear tu vida


Ya verás qué divertido. Pruébalo. Por unos momentos olvídate del mundo y sueña qué te gustaría ser. Abre unos instantes la puerta de la imaginación y sueña cómo te gustaría vivir. No le pongas mente, y mucho menos lógica alguna, solo sueña. Sueña y déjate volar un rato con tus sueños, que son únicamente tuyos y de nadie más.

¿Qué es lo primero que sientes? Obsérvate. Seguro que te invade una sensación de alegría contagiosa. ¡Así es! Cuando sueñas no se te activa la mente, sino el corazón. ¿Te lo digo de otra manera?: Tú creas tus sueños con el corazón, no con la mente. Es decir, el corazón es quien tiene el poder para crear nuevas realidades, y la mente solo sigue a esa energía creadora del universo para ayudarle a dar forma en el mundo de la materia. Y si no, recuerda cómo alcanzaste tus pequeños o grandes sueños como sacarte el carné de conducir o tu carrera profesional, conseguir aquella pareja o formar esa familia, tener aquel trabajo, comprarte aquella casa, alcanzar aquel triunfo profesional, etc. ¿Recuerdas si iba primero el corazón o la mente, las emociones o los pensamientos? 

Dicho esto, cuando ahora que eres adulto te planteas tener otra vida, ¿sueñas o piensas? Aquí tienes una pequeña guía comparativa para saber cómo diferenciarlo, por si ya lo olvidaste y, lo que es más importante, reconocer sus diferencias potenciales:

UNO
Si sueñas, vibra todo tu ser y te sientes estupendamente bien y lleno de vida.
Si piensas, puede que ni te inmutes o, por lo contrario, sientas incluso lo contrario a lo que piensas.
(Vibrar vs. No Vibrar)

DOS
Si sueñas es que tienes una idea propia, original e innovadora.
Si piensas es que has hecho tuya una idea de otros.
(Idea Propia vs. Idea de los Otros)

TRES
Si sueñas imaginas, innovas y emprendes.
Si piensas puedes emprender, pero solo copias y reproduces.
(Emprender vs. Reproducir)

CUATRO
Si sueñas creas realidades alternativas.
Si piensas, sólo das vueltas y vueltas en el interior de tu cabeza, como el ratón en la rueda de su jaula, redescribiendo tu vida sobre el mundo que ya conoces y, por tanto, obteniendo los mismos resultados que has obtenido hasta ahora.
(Crear vs. No Crear)

CINCO
Si sueñas te desvives por dejarlo todo y ponerte ahora mismo manos a la obra.
Si piensas, en el mejor de los casos, te darás tiempo para elaborar un plan de desarrollo, con su timing incluido, para materializar esa idea algún día de estos después de…
(Reacción vs. Planificación a largo plazo)
 
SEIS
Si sueñas eres persistente en el tiempo por alcanzar tu sueño, porque el tiempo deja de existir para dejar paso solo en tu vida al deseo de materializar ese sueño.
Si piensas, tu persistencia se ve abatida con el primer obstáculo.
(Persistencia vs. Inpersistencia)

SIETE
Si sueñas te muestras flexible con los acontecimientos, ya que no generas expectativas de cómo vas a lograr tu sueño, tan solo te focalizas en alcanzarlo.
Si piensas te vuelves rígido ante el giro imprevisto de acontecimientos que, seguro, tambalearán el mapa de ruta trazado en tu plan de desarrollo.
(Flexibilidad vs. Inflexibilidad)

OCHO
Si sueñas, el corazón es el maestro de tu vida y tus pensamientos se alinean con tus sentimientos.
Si piensas, tu mente es quien dirige tu vida, la cual vive en disfunción entre lo que piensas y sientes.
(Alineación corazón-mente vs. Disfunción mente-corazón)

NUEVE
Si sueñas sientes que una energía inagotable de vitalidad, alegría y optimismo te empuja en el viaje por hacer realidad tu sueño.
Si piensas, la voluntad inicial que tira hacia adelante el proyecto se convertirá, a corto o medio plazo, en una carga con fecha de caducidad.
(Energía inagotable vs. Energía agotable)

DIEZ
Si sueñas sentirás la necesidad de desplegar tus propias cualidades, habilidades y dones innatos en tu medio natural, que por ser justamente el medio que te corresponde ocupar por naturaleza, desarrollarás con facilidad y gracia.
Si piensas, seguramente desarrollarás otras habilidades que, por no serte innatas sino aprehendidas, te comportarán mayor esfuerzo y menor satisfacción.
(Dones Innatos vs. Habilidades aprehendidas)

ONCE
Si sueñas, activas el mago que hay en ti
Si piensas, no hay magia que se active.
(Magia vs. No Magia)

DOCE
Si sueñas, te conviertes en dueño de tu vida.
Si piensas, te conviertes en esclavo de la vida de los demás.
(Autoridad Interna vs. Ceder tu Poder a los Otros)

Así que si quieres reinventarte, si deseas vivir otra realidad, no pienses sino sueña, porque sólo con los sueños se obtiene el poder de crear otros mundos posibles. El secreto, como ves, es que los pensamientos (que dan forma a las ideas en el mundo material) sigan a tu corazón (que es quien tiene el poder de crear), y no a la inversa. Una máxima que convierte el arte de soñar, y por tanto de alcanzar nuestros sueños, en una actitud frente a la vida. Ya que soñar es vivir con autoridad propia, puesto que nadie va a vivir ni a crear tu vida por ti.

¡Que tengas un feliz sueño en esta tu vida, amig@ mag@!