sábado, 3 de noviembre de 2012

Valórate, ámate, y vive desde tu autoridad interna

Vive desde tu autoridad interna, porque si no estarás viviendo la vida que otros te impongan, ya sea tu pareja, tus amigos, tu familia,…y lo más grave, llegarás a creerte que eres aquello que ellos piensan de ti.

Vive desde tu autoridad interna, porque si no vivirás como un ser dependiente de los demás, y al final te convencerás, erróneamente, que eres una persona llena de carencias.

Vive desde tu autoridad interna, porque si no se verá afectada de manera peligrosa, más pronto que tarde, tu propia autoestima.

Vive desde tu autoridad interna, porque si no caerás en la tentación de regalarte para poder gustar a los demás, con demasiada frecuencia.

Vive desde tu autoridad interna, porque es la única manera que tienes para vivir tu propia vida. Y, además, recuerda que nadie va a vivir tu vida por ti.

Autoridad interna significa ser una persona madura.

Autoridad interna significa no ceder tu poder a terceros.

Autoridad interna significa no dejarse manipular por los miedos de los otros.

Autoridad interna significa vivir conforme a los dictámenes de tu corazón.

Autoridad interna significa seleccionar los ambientes, las situaciones y las compañías.

Autoridad interna significa valentía ante el mundo.

Autoridad interna significa quererte, y por tanto valorarte, a ti mism@.

Autoridad interna significa reencontrate contigo mism@

Autoridad interna significa ser fiel a un@ mism@.

Autoridad interna significa creer en tus propios sueños.

Autoridad interna significa tener fe en un@ mism@, y por extensión, tener fe en la propia vida.

Autoridad interna significa vivir en un estado de conciencia que te hace sentir feliz, porque la felicidad se encuentra en la práctica dichosa de ser un@ mism@.

Porque autoridad interna es conciencia, conciencia de ser verdaderamente un@ mism@, y la conciencia de ser un@ mism@ no es más que el arte de vivir en presencia contigo y ante el mundo.

Y con la autoridad interna consolidada en tu existencia, podrás volar por el flujo mágico de la vida, marcando tú el rumbo ante las inmensurables puertas que el universo te vaya abriendo.    

Y no te preocupes si ahora no sientes integrada tu autoridad interna, porque con un poco de ganas (presencia es conciencia y conciencia es autoridad interna), sin darte cuenta el día menos esperado vivirás ya anclad@ desde tu autoridad interna. Y lo más importante, una vez integrada ya no hay vuelta atrás. 

Amig@, valórate, ámate y vive desde tu autoridad interna, porque tú eres un ser completo y eterno capaz de crear realidad tus propios sueños. No te conformes con menos! Que no te vendan vidas donde tú no eres dueñ@!

Amig@, sé Tú!, y tu autoridad interna te colmará de una luminosa, alegre e intensa vida llena de plenitud.