jueves, 1 de diciembre de 2011

No existe un futuro absoluto, sólo futuros posibles. Tuya es la elección

Justo ahora estás viviendo lo que deseaste ayer,
y justo ahora estás creando lo que vivirás mañana.

Vivimos en la proyección de nuestra propia creación emocional,
un espacio sin tiempo en el que continuamente nos transformamos,
y en ese vivir, que es eterno cambio, experimentamos.

Este espacio que es la proyección de nuestra creación emocional,
no tiene más tiempo que el aquí y el ahora,
un tiempo que a su vez lleva inherente tanto el pasado como el futuro,
que sin este presente no existen en ninguna otra dimensión espacial.

¿No te has dado cuenta cómo heridas emocionales de hace años que marcan tu vida,
se pueden curar sin volver al pasado sólo operando en tu cuerpo emocional desde este único y actual presente?
¿No te has dado cuenta, ya a estas alturas de tu existencia, que dependiendo de las decisiones que tomes no existen futuros absolutos, sino múltiples futuros posibles?
Esto es, amig@ mí@, porque el pasado y el futuro no existen. Sólo tienes tú, al igual que todo el Universo, el presente.

Vivimos en un espacio creado por nuestra propia proyección emocional,
donde sólo existe el presente, que sana pasados y diseña futuros,
y en el que el pensamiento sólo es un instrumento que ayuda a los sentimientos a esculpir formas definidas, en el rústico mundo de la materia.

No tenemos más líneas de tiempo que la que tenemos,
pero sí otras posibles dimensiones de nuestra propia existencia,
ya que todo en el universo está interconectado,
y el poder del sentimiento que sólo crea en el ahora,
en ese ahora que es tiempo (al ser el tiempo y el espacio una misma dimensión),
ese poder emocional crea en el ahora en cualquier punto del espacio interconectado.

Así pues, amig@,
sé consciente y responsable de tu poder creador,
ya que en éste ahora ya estás creando la realidad de tu mañana.
Y ahora que ya eres consciente,  si no te gusta lo que estás creando,
ya sabes que aún estás a tiempo de cambiarlo, porque no existen futuros absolutos,
sólo futuros posibles. Tuya es, a partir de ahora, la elección!