martes, 9 de agosto de 2011

Despliega tus alas contra las injusticias humanas

Es hora que identifiquemos desde la luz de una nueva conciencia a quiénes se aprovechan de la buena fe y la sana inocencia de las personas, por una codicia enfermiza y deshumanizada. Porque una vez identificados, ya no pueden esconder sus malas prácticas. Porque una vez desenmascarados, daremos un paso colectivo hacia un mundo más ético, y así más humanamente bello.
Es hora que desenmascaremos a los ilustres, que dicen no ser personas sino bankeros, que atracan los bancos desde dentro y destruyen impunemente miles de sueños.
Es hora que desenmascaremos a sus ilustrísimas, que dicen no ser personas sino políticos, que raptan la democracia desde sus aposentos, por prescripción financiera de los primeros.
Es hora que desenmascaremos a Los Mercados, esos dioses paganos, irritables y crueles, creados a imagen y semejanza de los atracadores de bancos y  ladrones de sueños.
Es hora que desenmascaremos a la Comunidad Internacional, esos Señores de la Economía y la Guerra, hijos de los Mercados, raptores de la Democracia, compradores de países no soberanos y jinetes de la muerte de millones de niños pobres desamparados.
Es hora que desenmascaremos y digamos basta, a tanta injusticia que mata lentamente a los justos (porque la muerte rápida no genera beneficios), ya sea por hambruna o desahucio. 
Es hora que desenmascaremos a los pobres y densos de espíritu que gobiernan el mundo, e identifiquemos a los ángeles anónimamente encarnados camuflados entre cientos de diversos hábitos. Es hora que los identifiquemos, ya que por sus obras los conoceremos…
Es hora que identifiquemos a los indignados, para caminar junto a ellos, porque muchos somos los indignados con alas que queremos un nuevo mundo.
Es hora que identifiquemos a los humildes de corazón, para estar junto a ellos, porque en ellos está la fuerza y hacen de la Tierra el Reino de los Cielos.
Es hora que identifiquemos a los solidarios, para construir junto a ellos, porque con ellos dejaremos de ser limitadamente ciegos y podremos ver un planeta abundante en recursos y rico en humanitarios proyectos.
Es hora que identifiquemos a los creadores, para imaginar junto a ellos, porque en ellos está el aliento divino para pintar con miles de colores el cielo.
Es hora que identifiquemos a los pacíficos de espíritu, para meditar junto a ellos, porque ellos saben que la paz interior derrumba barreras, abre horizontes e incita al libre vuelo.
Es hora que identifiquemos a los sabios,  para respirar junto a ellos, porque ellos saben cómo deshacernos de nuestros miedos.
Es hora que identifiquemos a los que aman incondicionalmente, para ser uno juntos a ellos, porque ellos abren el camino hacia el amor como único poder universal verdadero.
Es hora que desenmascaremos los falsos ídolos, identifiquemos los verdaderos maestros y despleguemos nuestras alas para volar bien alto como lo que somos: seres humanos hermosamente bellos.
¿Todavía no te has dado cuenta?: Eres un ángel encarnado, lleno de luz, ilimitado y eterno. Por eso, si te duele la espalda no es por las pesadas cargas de tu existencia, sino porque te están creciendo unas preciosas alas.
Así pues, sabiendo ya quién eres no demores más y levanta el vuelo. Las cadenas sólo son para quiénes se arrastran por los suelos, y las sombras de los miedos sólo son para quienes temen la luz del cielo abierto.  
De ti depende de a quién le regalas tu poder. No te dejes embaucar por bankeros, políticos, Mercados y Comunidades Internacionales, pues a todos ellos no les interesa que descubras quién eres realmente: un poderoso ser encarnado con alas, que espontánea e impulsivamente ama, ríe, abraza, besa, baila y vuela libre, y que no acepta las injusticias humanas.
Vuela alto, amig@ mi@, porque este mundo necesita de seres humanos auténticos que desplieguen sus alas para proteger a los más indefensos.
Vuela alto, amig@ mi@, porque volando encontrarás el camino.