martes, 23 de agosto de 2011

Ser Alado

Amig@, te reconocerás como Ser Alado porque fluyes por la vida con la misma carencia de resistencia que un ave cuando planea entre las corrientes del cielo.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado al volar desde la libertad del sentir, y no desde el determinismo del pensar.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado cuando sientas la ligereza de espíritu entre medio de tanta realidad tan densa.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado al no concebir más tiempo que el tiempo del ahora.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado al gozar de la intensidad de la individualidad de las flores, sin la necesidad preconcebida de encerrarte en un jardín. 

Amig@, te reconocerás como Ser Alado al amar incondicionalmente a un amig@, a un amante, o a tu pareja.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado cuando no exista en ti apego a ningún paisaje.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado cuando no sientas vergüenza de reír, llorar, bailar, abrazar o besar.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado cuando las plumas de tus alas se estremezcan por una injusticia humana.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado cuando ya no te reconozcas entre medio de tantos seres sin alas.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado cuando aceptes desde la normalidad el mudar la piel de tu realidad, tantas veces como tu vida cambie de estación.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado cuando te sientas realmente tú mism@ al despojarte de todo equipaje.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado al sentirte vivo al construir para después dejarlo ir, para poder volver a construir otra creación nueva en otro lugar por descubrir.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado cuando no necesites de las cosas materiales que te encadenan y no te dejan volar.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado al saber gozar de los placeres de la vida, sin que estos te hagan perder las alas.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado cuando encuentres a otr@ Ser Alado y te reconozcas íntimamente en sus ojos, su piel y su risa.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado al amar el hecho de tocar con tus alas el corazón libre de otro Ser Alado.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado al desear cada nuevo día como un regalo mágico de la vida.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado cuando en ti, cada vez más, sólo haya sonrisa y un estable espíritu de alegría.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado cuando disfrutes de tus bellas y preciosas alas de mil colores, que se visten de cientos de reflejos según el firmamento.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado porque ya no tienes miedo a volar.

Amig@, te reconocerás como Ser Alado porque ya vives en la maravillosa magia de la vida.